Videos del CAI de Villa Luz mostrarían que a Javier Ordóñez lo mataron entre 7 policías

Se conoció parte de las investigaciones adelantadas por las autoridades que confirman que Ordoñez tenía una vieja rencilla con los patrulleros que lo mataron.

Esa sería parte de las conclusiones de la exhaustiva revisión a las instalaciones y cámaras de seguridad del CAI Villa Luz, en Engativá, sitio a donde policías trasladaron con vida al abogado Javier Ordóñez luego de que dos uniformados de la Policía Nacional lo sometieran con choques eléctricos, en la madrugada del miércoles.

La frecuencia radial, Blu Radio, asegura que conoció de manera exclusiva parte de los resultados preliminares sobre la muerte Ordoñez a manos de los uniformados que quedaron registrados en un video ejecutando un violento procedimiento de detención, lleno de agresiones y brutalidad por parte de los patrulleros.

Los peritos recolectaron los testimonios de siete personas y los registros de dos cámaras de seguridad ubicadas en el CAI, lo que hace pensar preliminarmente a las autoridades que el abogado “murió por la golpiza que le propinaron en el CAI de Villa Luz, a donde fue conducido luego de ser reducido con varias descargas eléctricas”.

Javier Ordóñez tenía 44 años, era padre de dos hijos, uno de 15 y otro de 11 años / El Espectador

El cuerpo del abogado presenta varios golpes en distintas partes de su cuerpo, en la espalda, en órganos interiores, lo que revela que fue víctima de una golpiza por parte de la policía. Un fuerte golpe en la cabeza habría culminado con la vida de Ordoñez, dice el reporte de Medicina Legal, al que tuvo acceso la emisora.

Además, según la investigación, en la golpiza habrían participado siete agentes y se maneja la hipótesis de que una vieja rencilla del abogado con los policías habría sido el detonante del asesinato que hoy tiene incendiado al país en manifestaciones de ciudadanos inconformes con los polémicos protocolos de los policías.

Investigadores que han visto los videos al interior del CAI catalogaron de “horrorosas” las imágenes de la violenta golpiza que le propinaron a Ordonez los policías. “Es demencial”, dijeron expertos forenses para describir las imágenes de la paliza que dejó con varios órganos afectados y dejó sin signos vitales al abogado.

Los dos uniformados de la Policía de Bogotá implicados en el caso de abuso de autoridad contra el abogado de 46 años tendrían 27 y 30 años de edad. Los policías integraban las patrullas del cuadrante de la localidad de Engativá y, según la Institución, en sus hojas de vida no presentaban ningún reporte ni antecedente disciplinario.

Los uniformados llevaban 5 y 6 años respectivamente en la Institución y se investiga si fueron entrenados para el uso de la pistola ‘táser’ con la que le propinaron varias descargas a la víctima en medio del procedimiento.

Los uniformados ya fueron separados de sus cargos y se encuentran en las oficinas de la Policía Metropolitana de Bogotá a la espera de los resultados de la investigación, que adelanta un grupo especial de la Fiscalía encargado.