VIDEO | Vigilante abatió a integrante de banda de ladrones pero ahora podría terminar en prisión

El vigilante que se enfrentó a la peligrosa banda de ladrones conocida como 'Los Pachino' podría terminar envuelto en un lío judicial.

En cámaras de seguridad quedaron registrados los momentos en que una peligrosa banda delincuencial conocida como ‘Los Pachino’ llegan a un conjunto residencial ubicado en el norte de Bogotá el pasado mes de febrero.

La grabación muestra que varios hombres ingresan a pie a una de las viviendas, y luego se observa cuando suben objetos robados a una camioneta de color blanco en la que llevaban cajas fuertes repletas de dinero.

Desde otra cámara se aprecia el instante en que un celador se acerca a indagar por lo sucedido, sin embargo uno de los delincuentes intenta atraparlo al verse descubierto por lo que de inmediato deciden huir del predio.

Inmediatamente un segundo celador desenfunda su arma de dotación y abre fuego contra la banda delincuecial, ya que en la parte externa hay otro vehículo en el que, según la Policía, se movilizaban los cómplices.

El vehículo de la banda sale del sitio y el vigilante acciona su arma por segunda vez con tal precisión que impacta en la cabeza del delincuente que iba conduciendo la camioneta que se estrella contra unos árboles.

los ladrones ingresaron a una vivienda en la que no estaban sus dueños / CP

Según personas que presenciaron la escena, los demás señalados de integrar la banda de ladrones escaparon inmediatamente del lugar y dejaron abandonado al cuerpo de su compañero en el interior del vehículo.

Sin embargo, aunque en ese momento el vigilante fue considerado como un ‘héroe’ por su labor para evitar el asalto, hoy está inmerso en una investigación que podría llevarlo a la cárcel por la muerte del delincuente.

El abogado e investigador criminal Andrés Mora, manifestó que en este caso puntual se presentan dos situaciones dentro de un mismo escenario: el robo y la muerte de una persona en la escena de los hechos.

Mora explicó que “analizamos dos situaciones que se presentan dentro del mismo escenario: lo primero lo que corresponde al hurto y, segundo, lo correspondiente a la muerte de una persona en el lugar de los hechos.

Momento en el que el vigilante asesina al delincuente / CP

Y añadió también que “se tendrá que analizar si estamos ante un escenario de ausencia de responsabilidad de la cual pudiera cobijarse el guarda de seguridad que se encontraba prestando su servicio” como vigilante.

No obstante, advierte el abogado que si “los familiares de la víctima que fallece en el lugar de los hechos están en todo su derecho a acceder como víctimas a este proceso, la última palabra la tendrán los jueces”.

Por su parte, agentes de la Sijín que hicieron seguimiento a esta banda por unos siete meses, permitieron dar con la captura de cuatro personas, entre las que estaría el jefe de la banda y tres de sus cómplices.

Las autoridades identificaron otros asaltos cometidos por los delincuentes y determinaron que los bandidos se llevaban los sistemas de video de seguridad de las casas robadas para evitar que los identificaran.

Sin embargo, autoridades manifiestan que lograron infiltrarlos. Además, en un asalto no se percataron de una cámara que los grabó, lo que permitió identificar su modus operandi hasta que finalmente los capturaron.

“Su fachada era andar bien vestidos y en carros de alta gama, se ganaban la confianza de los vigilantes”, cuenta uno de los investigadores del caso quien añade que celebraban sus fechorías con lujosas fiestas en las que contrataban meseros y trabajadoras sexuales.

El comandante de Policía de Bogotá, general Óscar Gómez, dijo en rueda de prensa que los cuatro capturados fueron enviados a la cárcel, y que las autoridades siguen tras la pista de al menos otras cuatro personas que harían parte de la misma organización delincuencial.