VIDEO | Vecinos ruidosos propinan brutal golpiza a una médico que denunció ‘Covid-fiesta’

Una médico pediatra fue atacada por parte de vecinos a los que le pidió bajaran el volumen a su fiesta en la que además habían mariachis.

La médico pediatra Dalila Peñaranda Fairuth y su empleada doméstica, de 57 años, sufrieron un brutal ataque por parte de unos vecinos ruidosos del edificio La Ría, ubicado en la carrera 47 número 102-170, barrio Villa Santos, en el norte de Barranquilla.

La profesional de la salud denunció ante las autoridades la parranda que tenían con un volumen estridente que no dejaba dormir al resto de habitantes que residen en la edificación. El reprochable hecho ocurrió en horas de la noche del pasado viernes.

Los vecinos, a quienes identificó la pediatra como Martín Parra y Fanny Franco, ya habían hecho caso omiso al pedido de la administración y al de las autoridades, razón por la que la médico solicitó personalmente bajar el volumen a los ruidosos.

El hecho sucedió en el Edificio La Ría, norte de Barranquilla / Google Maps

La agresión quedó registrada en cámaras de seguridad y se observa que uno de estos sujetos atacó a la doctora con un fuerte golpe en el rostro y posteriormente otro la propinó varias patadas mientras se encontraba en el piso producto del primer golpe.

El vigilante y los policías no pudieron hacer nada, porque los que estaban en la rumba salieron a arremeter contra la doctora Dalila Peñaranda Fairuth, salvo uno que otro trataba de apartar a los agresores.

En la fiesta había hasta un mariachi, cuyos integrantes salieron corriendo por las escaleras del edificio. Pero en la parranda había más de 25 personas, según manifestó la denunciante. Además, en el video se observa que muchos de las personas no llevan tapabocas.

La pediatra manifestó a varios medios locales de la capital atlanticense que los sijetos le partieron las gafas, presenta múltiples moretones, tiene comprometida la visión del ojo izquierdo, arañazos en el rostro y “un chichón grandísimo en el ojo”.

Dijo que luego de ser observada en la Clínica Iberoamericana, la incapacitaron por 15 días; mientras que su empleada presenta edema facial, equimosis en el área maxilar derecha, múltiples moretones en las piernas y presenta dolores en el cuerpo.