VIDEO | Valiente mujer se enfrentó a taxista y su compinche para no dejarse violar

La joven mujer forcejeó con los dos sujetos y finalmente pudo abrir la puerta del vehículo y lanzarse a la calle.

Una joven pasajera de un taxi contó al Ojo de la Noche de Noticias Caracol el intento de violación por parte del conductor de un taxi y un cómplice que se subió al vehículo mientras iban por la localidad de Rafael Uribe Uribe, en Bogotá.

La joven, quien es trabajadora de la salud, denunció que los dos sujetos intentaron violarla con el vehículo en movimiento. Ella dice que todo comenzó cuando salió de un bar en la zona rosa de Bogotá y se dirigía hacia el barrio Quiroga, sur de la capital del país.

La víctima, que no fue identificada por el noticiero, dijo que el sujeto que se subió al vehículo la amenazó con un destornillador y en momentos en que pasó una patrulla cerca, intentó taparle la boca, lo que ella aprovechó para reaccionar y quitarle la herramienta.

“Cuando el taxista iba llegando al Quiroga, comenzó a frenar el carro. En un momento paró y se subió un señor con un destornillador y me rapa el celular. En ese momento se abre la cremallera, yo me exalto y empiezo a forcejear”, narró la joven.

Fue en ese momento que en medio de su desesperación, empezó a golpear a ambos sujetos con la intención de provocar un accidente pero logró abrir la puerta y se arrojó del vehículo, sin embargo el delincuente la agarro y ella terminó arrastrada varios metros sobre el pavimento.

“Le pegaba patadas al taxista en el manubrio para que nos estrelláramos. Me agarro de la puerta y sentía que me estaba quemando la piel y opté por soltarme del taxi. Caigo al piso, me quito los tacones, sigo corriendo, pero ellos me ganaron en velocidad”, contó.

Finalmente la joven fue auxiliada por solidarios vecinos del barrio Quiroga en el Rafael Uribe Uribe y llevada dentro de un carro particular a las instalaciones de un hospital cercano y luego a la sede del instituto de Medicina Legal, donde le dieron varios días de incapacidad.

Las autoridades ya están tras la pista de los delincuentes y con videos de cámaras de seguridad intentan encontrar las placas del vehículo mientras que la joven pide que su caso no quede impune ya que terminó con contusiones en piernas, glúteos y un brazo.