VIDEO | Una niña de 6 años sorprende a dos conductoras al ofrecerles dulces hablando 4 idiomas

Una niña de tan solo 6 años llamada Andrea ha dejado perplejos a millones de usuarios Internet por su habilidad para hablar varios idiomas pese a vender dulces en las calles.

En redes sociales se ha hecho viral un video que expone el caso de una niña de tan solo 6 años la cual vende dulces en un semáforo a los conductores en la ciudad de Portoviejo, Ecuador, porque ofrece sus golosinas en 4 idiomas: español, italiano, ruso y francés.

La niña fue captada por una mujer y su hija cuando tanqueaban gasolina en una estación de servicio. Al ser originaria de Francia, la madre escuchó que la niña tenía un acento diferente, por lo que le pidió a la menor que se acercara a su vehículo y asó poder constatar.

Al conversar con la niña, ésta le dijo que se llama Andrea, y que puede hablar español, francés, ruso y “un poquito” de italiano ya que sus padres trabajan en el circo y que aprendió a hablar todos estos idiomas cuando viajaba por Europa con su familia, de un país a otro.

En la grabación las mujeres del vehículo le prometieron a la niña que le comprarían toda la caja de dulces si le cantaban una canción en un idioma extranjero, alo que la niña interpretó un tema en ruso que inmediatamente dejó sorprendida a las ciudadanas que le dieron el doble de dinero y que además le regalaron la caja de golosinas.

A la pregunta de qué va a hacer con el dinero, la niña agacha la mirada, toma sus dulces y responde que con ese dinero podrá ahorrar con el fin de comprar una casa para sus padres y que lo va a utilizar para estar más con sus amigos y la lleguen a visitar a dicha casa.

Por otra parte, la niña dijo que con su trabajo, soñaba con comprarle una casa a sus papás, ya que, de la venta de los dulces, hace un ahorro para poder cumplir con el objetivo. Donde también mencionó que cuando sea adulta desea con ser una gran veterinaria.

El video que fue compartido en la red social TikTok, conmovió a los internautas que no dudaron en expresar una increíble admiración por Andrea pero a la vez una profunda tristeza por la situación que vive la niña, sin dejar de lado toda su admiración por su inteligencia.