VIDEO | Sacaron a orinar a su perro pero terminaron violentamente agredidos por policías

Luciano González, un joven comerciante que regresó de su local de venta de insumos básicos en el centro de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires en Argentina, fue brutalmente golpeado por policías cuando sacó a pasear a su perro.

Según denunció, uniformados lo interceptaron mientras estaba en compañía de su pareja sentimental que también resultó afectada. Por el caso fueron apartados de su cargo cuatro agentes del Comando de Patrullas de esa ciudad.

Tanto Gónzalez y su pareja aprovecharon tener el permiso de circulación por ser repartidores de alimentos y llevaron algunos insumos a sus seres queridos que se encontraban dentro del grupo de riesgo.

“Habíamos salido tarde del local y fuimos a llevarle alimentos a mi mamá y a la abuela de mi mujer que no pueden salir de sus casas“, contó el comerciante al canal 7 de Bahía Blanca.

Luego del recorrido, decidieron sacar a pasear a su perro. Sin embargo, fueron interceptados por cuatro policías.

“Nos frenaron y nos dijeron que no podíamos andar sin permiso. Les dije que vivía a una cuadra, que me acompañaran y se los mostraba. Pero me dijeron que no”, expresó González.

Así quedó Luciano González / Facebook

“Tengo un perro bóxer con problemas de vejiga y tiene que orinar cada tres horas, por eso decidí sacarlo. Nosotros siempre damos la vuelta a la manzana: no sabía que no se podía, nos dijeron que ‘tiene que ser dos casas para allá y dos casas para acá'”, contó.

Sin embargo, los policías le pidieron que subiera a la patrulla móvil. “Discúlpame, mañana tengo que levantarme temprano para ir a trabajar, ¿por qué no me acompañan, les muestro los permisos y listo?”, les ofreció el hombre.

Pero los efectivos reaccionaron de la peor manera: “Se me abalanzó, me agarró del cuello y me puso un pie sobre la cabeza y la rodilla sobre el oído”.

González señaló que luego la policía lo llevó a la comisaría, donde lo retuvieron incomunicado desde las 2 de la mañana hasta las 7:30. El joven se quejó de que perdía sangre, y pidió comunicarse con alguien, pero se lo negaron.

Después de liberarlos, el hombre realizó una denuncia pública en las redes sociales. De esta manera, Asuntos Internos de la policía bonaerense separó del comando a los cuatro agentes involucrados en el hecho.