VIDEO | Un ferry rescata del mar a una niña de 4 años que iba a la deriva en un flotador

La embarcación sacó del agua a la menor de cuatro años sin dificultades gracias a la corriente marina y esta resultó ilesa.

La sorpresa de los tripulantes y los viajeros del ferry llamado ‘Salaminomachos’ que atravesaba las aguas griegas fue enorme cuando observaron que en las aguas del océano se encontraba una niña a la deriva.

Sucedió el pasado lunes, cuando la embarcación se acercaba al puerto griego de Antirrio y su capitán recibió la alerta por parte de la guardia costera y lo mismos tripulantes del ferry.

La menor, de cuatro años, se bañaba en una playa cercana junto a su familia y había sido arrastrada por la corriente marina 500 metros mientras estaba montada en un salvavidas en forma de unicorno.

El ‘Salaminomachos’, que iba cargado de viajeros, y a cargo del capitán Grigoris Karnesis se dirigió de manera inmediata en busca de la menor.

“La autoridad portuaria nos había informado de que había una niña con un juguete inflable que había sido arrastrada por la corriente. La encontré y salí directamente a rescatarla”, dijo Karnesis a Megatv.

El capitán explicó que pese a lo alarmante de la situación y a que tuvo que hacer maniobras con el barco para colocarlo en una posición que permitiese que el oleaje no tumbase a la niña, se trató de un rescate fácil.

Varios miembros de la tripulación del Salaminomachos prepararon salvavidas y una cuerda y solo hizo falta que la marea la acercase hasta la rampa del buque para que, cogiéndola por las manos la subiesen a bordo.

“La niña estaba enganchada al inflable, se había mimetizado con el unicornio y al principio ni era visible”, ha declarado después del suceso Karmesis.

El capitán asegura que pese a que todo salió bien, en el momento del rescate la pequeña no hablaba, se encontraba en estado de ‘shock’. También estaba muy alterada su madre, con quien a la pequeña se reunió en el puerto de Antirrio.

Según han explicado miembros de la tripulación, la madre de la niña también se encontraba en estado de shock por lo sucedido. “El impacto fue enorme para las dos”, asegura Karnesis.

En más de una ocasión los expertos han advertido del peligro que puede suponer usar este tipo de flotadores en el mar, ya que es fácil que estos sean arrastrados por las corrientes. Su uso debería limitarse a piscinas y otros espacios cerrados.