Terrible amenaza de muerte contra un médico en conjunto residencial de Bogotá

“Doctor, si no se va, matamos a su esposa e hijos”, con esa amenazante frase pintada en una pared a la entrada de su apartamento se encontró un profesional de la salud en horas de la mañana del pasado miércoles 22 de abril.

El hecho se presentó el con conjunto residencial Abedules de Santafé, en el norte de Bogotá, donde la esposa del médico encontró las palabras a las que de inmediato le tomó una fotografía y publicó en su cuenta de Facebook.

Ante lo sucedido, el administrador y representante legal del conjunto residencial, Diego Tapias, confirmó los hechos y afirmó que pusieron “a disposición de las autoridades todo el material y los recursos con que cuenta el conjunto para el análisis forense respectivo”, a fin de identificar al autor del intimidante mensaje.

Comunicado del conjunto Residencial / Suministrada

“Esto ha sido una sorpresa para nosotros, pues no había sucedido antes. La Policía ya estuvo aquí y la recomendación que le dio al médico fue que entablara la denuncia”, explicó el administrador.

Tapias también dijo que la seguridad del conjunto le está haciendo seguimiento al caso y revisando las cámaras de vigilancia, sin embargo ha sido un trabajo dispendioso ya que hay “seis torres de 17 pisos cada una, y nos queda muy difícil poner cámaras en todo lado. Tenemos puntos estratégicos vigilados”.

El administrador también confirmó que la denuncia se conoció este miércoles hacia el mediodía e invitó a sus vecinos a poner en conocimiento de las autoridades competentes hechos similares.

Además, rechazó este tipo de actos y pidió no discriminar al personal médico ya que en este momento se enfrenta a los riesgos que conlleva la pandemia del Coronavirus.

Comunicado del conjunto Residencial / Suministrada

Por su parte, el secretario de Seguridad de Bogotá, Hugo Acero, explicó que hombres de la policía, liderados por el comandante de la estación de Usaquén, y unidades de la SIJÍN, ya se entrevistaron con el médico y están recolectando información de primera mano con la cual se abrió una investigación penal para dar con los responsables de la amenaza.

“Lo que hicimos fue, primero toda nuestra solidaridad con él y su familia, y desde luego garantizarle que estamos al tanto de su caso y que lo que requiera en adelante, puede llamarnos en cualquier momento a decir que algo está pasando, o a pedir auxilio o manifestar lo que quiera”, dijo Acero.