VIDEO | Supuestos ‘influencers’ dieron de comer jabón a indigentes haciéndoles creer que eran paletas

Una pesada broma contra adultos mayores y habitantes de calle de la ciudad de Cartagena ha desatado una ola de indignación en redes sociales.

Usuarios en las redes sociales de todo el país han mostrado su descontento e indignación luego de que se conociera un video compartido por un grupo de supuestos influenciadores digitales.

En dicha grabación, la banda de bromistas, quienes tiene como cabecilla a Jay Tomy, aparecen regalando paletas hechas de jabón a adultos mayores, otros jóvenes y habitantes de calle de Cartagena.

En los videos se observa todo el montaje de los dos sujetos, que compran jabones y chocolate en un almacén y fabrican las paletas en su casa. Posteriormente, salen a las calles para repartirlas a adultos mayores que se van encontrando en el camino.

Las personas reciben con alegría la paleta y se la comen, pero luego empiezan a toser y sentirse mal ya que en realidad estaban consumiendo jabón y no chocolate como les hicieron creer los jóvenes.

Los ‘influencers’ se hacen pasar por jóvenes emprendedores, con nombres falsos que en realidad son palabras vulgares y le faltan el respeto a las personas que filmaron.

La broma no cayó muy bien en la comunidad digital, ya que está denunciando las grabaciones y exigen que se les elimine los perfiles de las redes sociales en las cuales publicaron los videos.

Ante la ola de comentarios rechazando las bromas, estos sujetos borraron las grabaciones. Además, respondieron en Facebook a otro usuario argumentando que a las víctimas no las dejaron comer toda la paleta de jabón, y que incluso, a algunos, les habían dado dinero.

Recordemos que un hecho similar sucedió en el Atlántico, donde unos ‘influencers’ pusieron una bomba falsa en la calle, la cual causó pánico en la comunidad y alertó a la Policía.

Por dicha acciones, les aplicaron a él y sus otros dos cómplices el artículo 35 numeral 2 del Código Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana, correspondiente a incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de Policía y deberán pagar cada uno $ 936.320 pesos.