VIDEO | Sujeto apuñaló a una joven y a su perrita, Policía lo capturó pero un juez lo soltó

Las víctimas de un caso de intolerancia en Bogotá temen por su vida debido a que un juez dejó en libertad al agresor.

A través de redes sociales se denunció otro caso de intolerancia que se registró en Bogotá en el pasado mes de diciembre cuando una mujer resultó herida tras ser apuñalada por un desconocido en la puerta de su casa.

En un hilo compartido en Twitter, una personas identificada como Andrés Venegas Loaiza (@andven19), contó lo que sucedió el pasado 22 de diciembre a Lorena Arévalo mientras la mujer llegaba al edificio donde reside.

Según narra, Lorena se disponía a abrir la puerta de su vivienda ubicada en el barrio Santa Isabel, en la localidad de Mártires, cuando un joven identificado como Christian Espitia, de 18 años de edad, se acercó y le pidió que lo dejara pasar.

La mujer le preguntó que a dónde se dirigía y Espitia le habría dicho que al tercer piso donde presuntamente vive su expareja. Lorena le pidió que se anunciara antes, situación que enfiereció al sujeto y lo llevó a someter a la joven.

“Le dije que esperara lo anunciaba. Abrí la segunda puerta mientras hablábamos […] caminé un poco y cerró la puerta, me volteó como una muñeca y me cogió de para atrás como en llave con la mano izquierda”, dice la denuncia.

“Con su mano derecha me empieza a apretar la cara, a ahorcar y forcejear. No recuerdo qué decía, me tapaba la boca. Sacó un cuchillo y me empezó a apuñalar. Me caí al piso e intenté pegarle con una botella mientras le pedía auxilio a mi mamá”, reveló la víctima a través de las redes sociales.

La madre de Lorena, al escuchar los gritos de su hija salió corriendo en su auxilio en compañía de su perra, una Golden Retriever. Las angustiadas mujeres como pudieron corrieron hacia el segundo piso, sin embargo, la mascota no logró escapar de lugar a tiempo y también resultó apuñalada por el sujeto.

Aparentemente Espitia siguió a las mujeres hasta su apartamento y desde afuera le gritaba improperios. Mientras tanto la agredida con ayuda de sus vecinos, sacó a sus dos pequeñas hijas por una ventana al temer que Espitia ingresara a la fuerza a su hogar.

A los pocos minutos llegó una patrulla de la Policía para arrestar al violento joven. Por su parte, la víctima se dirigió hasta Medicina Legal donde quedaron registradas las agresiones que recibió.

“Me apuñaló en el pecho y uno de mis brazos, comprometiendo un nervio y un tendón que han ocasionado la perdida de sensibilidad en mi mano”, señaló Lorena.

Lo indignante de este caso, es que Christian Espitia solo estuvo detenido por 36 horas ya que un juez de Bogotá lo dejó en libertad por considerar que este sujeto no representa una amenaza para lo sociedad, situación que tiene muy asustada a Lorena ya que él la amenazó con volver.

Lorena Arévalo hace un llamado a las autoridades para que se haga justicia y su agresor sea condenado ya que se trata de un caso de intento de homicidio | La FM