VIDEO | Se conocen detalles del asesinato de profesor de educación física en Itagüi

Se supo que la víctima era voleibolista que estuvo en torneos representando el departamento de Antioquia.

El pasado viernes 18 de diciembre, cámaras de seguridad registraron el asesinato de un hombre identificado como Andrés Felipe Román Castrillón en un local comercial del barrio Asturias, del municipio de Itagüí, Antioquia.

En la grabación se observa cuando Román Castrillón se acerca hasta la mesa donde se encuentran dos jóvenes que tomaban licor y comienzan a discutir aparentemente porque éstos habían regado cerveza y vomitado en el local.

Luego de un cruce de palabras empezaron las agresiones físicas; en ese momento uno de los jóvenes, del que se desconoce su identidad, apuñaló en el cuello a Román que en cuestión de segundos se desploma y muere desangrado.

El asesino fue capturado / Twitter

Giovanny Gamarra, amigo personal de la víctima desde hace 17 años, contó que ‘Pipe’, como era conocido, era un voleibolista muy disciplinado.

“Muy buen competidor, muy aguerrido. Estuvo en torneos y paradas nacionales y preseleccionado para representar a Antioquia. Jugábamos casi todos los días en las canchas de arena. Ahí nos conocimos y nos hicimos amigos”, indicó.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Itagüí, Rafael Otálvaro, confirmó que la pelea comenzó porque los dos jóvenes, oriundos del municipio de Caldas, regaron las cervezas en el local y la víctima les hizo el reclamo.

“La víctima se arrima y les hace el reclamo que por qué están en el sector donde él vive, porque estos muchachos horas antes habían regado unas cervezas y habían vomitado. Ahí se genera la discusión, el intercambio de golpes y, lamentablemente, la utilización del arma cortopunzante”, señaló.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @VARE@ (@luisalfonsovarela)

El presunto agresor, de 22 años, fue capturado cuando tenía en su poder el cuchillo y su ropa impregnada de sangre del deportista. Según las autoridades, el sindicado confesó lo ocurrido.

Román Castrillón tenía 45 años y se graduó como entrenador deportivo con énfasis en fitness en 2004. Aprobó varios cursos y talleres en institutos de deportes de Antioquia y en la Federación Colombiana de Voleibol sobre entrenamiento, promoción de la salud y prevención de la enfermedad.