VIDEO | Sacerdote en Popayán desafía el Coronavirus y sigue oficiando misas sin tapabocas

La puerta del templo permanece cerrada pero sin seguro, basta con empujarla para abrir e ingresar sin ningún tipo de restricción.

Se trata de la iglesia Santo Domingo, en el sector histórico de la ciudad de Popayán, donde los actos religiosos con presencia de público no se han detenido a pesar de las restricciones de la cuarentena.

Los mismos feligreses manifiestan que de lunes a sábado, a las 7 de la mañana y a las 5 de la tarde, siguen asistiendo a las eucaristías. A diferencia de los domingos, ya que los actos religiosos se hacen a las 10:30 de la mañana y a las 12 del mediodía.

Bernardo Londoño, es el sacerdote encargado de oficiar las misas en el templo religioso ubicado a una calle de la alcaldía de Popayán, el mismo religioso ya entrado en años reconoce que nunca han parado.

Parroquia Santo Domingo, en Popayán / Google

“Apenas están leyendo los documentos que pidieron por parte del Ministerio del Interior para reabrir el templo, pero aquí no hemos parado nosotros porque es que la gente necesita de la abundancia de Dios, nadie nos ha puesto problema, ni la Policía que pasa e incluso a veces ingresan aquí”, afirma el padre.

Los domingos en Popayán cuando hay aislamiento obligatorio, es decir está restringida la movilidad, es el día que más feligreses asisten. La puerta del templo permanece cerrada pero sin seguro, basta con empujarla para abrir e ingresar sin ningún tipo de restricción.

“Ya la gente está cansada de ver misa por televisión, es como ver una película. La gente ya sabe cómo se acomoda y sin tapabocas no se recibe a nadie”, expresa el religioso.

RCN Radio aseguró que pudo comprobar que en una de las misas del domingo, en el momento de comunión, el padre Bernardo sin tener el tapabocas puesto, entrega las ostias directamente en la boca de los feligreses, muchos de ellos superan los 60 años.

Oscar Ospina, secretario de Salud de Popayán, nos manifestó que no conoce de actos religiosos de ningún tipo que con presencia de público se estén adelantando en la ciudad, y ratificó que de hacerse es de forma irregular.

“Todavía no hay autorización de pilotos para hacer actividades religiosas de ninguna orientación”, afirma el funcionario.

Mientras el hospital Universitario San José, el principal centro asistencial del Cauca ha llegado a estar con una sola cama de cuidados intensivos disponible, en la iglesia Santo Domingo en el corazón de Popayán, las misas se siguen oficiando todos los días.