VIDEO | Primera policía trans al borde de la destitución por caso de robo en una droguería

La patrullera asegura que todo se trata de una persecución de la Institución en su contra debido a su condición como mujer trnsgénero.

Se trata de Andrea Cortés Guarín, de 26 años, quien se encuentra en una investigación interna por parte de la Policía Nacional, debido a una denuncia en la cual se le acusa de haberse llevado una crema sin pagar de un local.

Cortés, quien es conocida desde hace varios años por ser la primera mujer transgénero en estar vinculada a la Policía Nacional, quedó registrada en un video de cámara de seguridad de una droguería el pasado 25 de junio.

Según la denuncia instaurada por la cadena de droguerías, la patrullera se acercó a la caja para cancelar algunos productos que había escogido y habría aprovechado un descuido de la administradora para hurtar la crema.

Sin embargo, días después de este suceso, la vendedora de la droguería se percata de la ausencia de este producto en su inventario y decide mirar los registros fílmicos para relacionar a la patrullera Cortés con la crema.

La grabación fue presentada como parte de una denuncia por hurto contra de Andrea Cortés y según el denunciante, la patrullera esperó un descuido de la vendedora para llevarse la crema facial con un valor estimado en 95 mil pesos.

Ante lo ocurrido con la patrullera y al conocerse la noticia, la Policía Nacional emitió este domingo 3 de octubre un comunicado en el que confirma que se está adelantando una pesquisa disciplinaria contra la patrullera trans.

“El pasado 29 de junio se abrió una investigación disciplinaria contra la patrullera Andrea Cortés Guarín, con fundamento en la queja presentada por la representante legal de una reconocida cadena de farmacias, por la presunta responsabilidad de la uniformada en la conducta de apropiación de pertenencias de particulares con intención de obtener beneficio propio”, se lee en el documento.

La Institución dice que el proceso disciplinario se encuentra en etapa de audiencia y pendiente del fallo, y agrega que la representante legal de la cadena de farmacias instauró la respectiva denuncia penal ante la Fiscalía.

“La Policía Nacional, con sus autoridades disciplinarias, ha sido respetuosa y garante de todos y cada uno de los derechos constitucionales y legales que le asisten a la patrullera Andrea Cortés Guarín en calidad de investigada”, concluye el reporte.

Es por esto que ahora la patrullera enfrenta dos procesos: uno penal por hurto agravado, el cual aún está en estudio y no tiene todavía fecha de imputación, y otro disciplinario de la Policía, en el que se han realizado 3 audiencias.

Por su parte, la uniformada aseguró en sus redes sociales que la vendedora le ofreció una crema para las ojeras, que estaba en oferta y, posteriormente, le entregó la bolsa para que ella misma empacara sus productos.

“Le digo que sí, que me la llevo. Entonces la vendedora me pasa una bolsa para que yo empaque los productos cancelados. No sé si por razones de la COVID-19 ella no empacó. Yo soy la que guardo en la bolsa el migriñón y la crema, pago y me retiro del establecimiento”.

Se supo también que la uniformada viene de dos largas incapacidades y que la celeridad del proceso en su contra se debe a una persecución interna por cuenta de su condición de ser la primera mujer trans de la Policía.

El próximo lunes 4 de octubre será emitido el fallo en primera instancia dentro del proceso disciplinario y, según fuentes cercanas a la investigación, podría terminar en la destitución de la patrullera, dijo el abogado.