VIDEO | Policías habrían asesinado a un joven motociclista que se negó a una requisa

Del suceso existen dos versiones, una entregada por la Policía y otra en la que se asegura que la Institución trama un montaje judicial.

Un joven de 19 años identificado como Johan Sebastián Ortega Zea, murió en medio de un polémico procedimiento de la Policía de Tránsito del municipio de Yopal, departamento del Casanare.

Según informó Casanare Noticias, Johan presuntamente se negó a una requisa en una actividad de control que hacían los uniformados en la vía que comunica a Paz de Ariporo con Yopal.

La víctima, quien viajaba en compañía de una mujer, una mujer, resultó herido en medio del procedimiento policial fue trasladado al Hospital Regional de la Orinoquía, sin embargo, falleció en el trayecto.

Mientras tanto, la mujer de 20 años de edad, identificada como Yenny Carolina Prieto, la Policía le halló en su poder tres paquetes de marihuana y un arma traumática por lo que fue capturada.

Del occiso se conoció que hace un mes aproximadamente fue capturado por la Policía junto con la misma mujer y en la misma vía pero a la altura de la vereda La Yopalosa, con dos paquetes de marihuana.

Por su parte, habló con la madre de la víctima, quien se encuentra en el municipio de Paz de Ariporo, manifestó que espera el pronto esclarecimiento del hecho.

La otra versión

Ante la extraña muerte del joven, circula otra versión entregada por la joven que acompañaba a Johan Sebastián, la cual indica que los policías ya había levantado el puesto de control y que ella y su pareja estaban en la orilla de la carretera.

Dicha situación habría causado inquietud en los patrulleros, que le pidieron explicaciones a la pareja que inmediatamente abandonó el lugar debido a que supuestamente no tenían licencia, razón por la que se inició una persecución.

Según cuenta la joven, más adelante, aproximadamente a 3 kilómetros, un agente de los que iban en el vehículo oficial de la Institución que los perseguía, al parecer disparó en dos oportunidades para que la pareja se detuvieran.

Johan Sebastián detuvo la motocicleta y le gritó a los patrulleros airadamente que ellos no tenían derecho a dispararle y en ese momento el copiloto, el sargento Pedro Ángel Álvarez, le disparó, impactándole el cuello, causándole una herida en la aorta.

Carolina cuenta que aunque ella pidió ayuda a los que pasaban por la vía, y quiso prestarle los primeros auxilios, los policías se lo impidieron, causando que el joven se fuera desangrando hasta morir.

La mujer narró que los agentes solo después de 40 minutos lo subieron al carro de la Policía y a ella la habían amordazado y esposado, sin que pudiera atenderlo.

En varios videos que circulan en redes sociales, se le ve a ella gritando que a su pareja lo habían matado los policías mientras pide auxilio. Según ella, la Policía amenazó a varias personas que iban en sus vehículos y que quisieron parar para ayudar.

La joven negó que la pareja tuviera algún arma traumática o marihuana como dice la Institución, incluso precisó que a ella le expiden orden de captura solo cerca de dos horas después del hecho pero en el entretanto fue golpeada, ultrajada y hasta fue objeto de tocamiento de sus zonas íntimas.

También manifestó que le quitaron el celular con el que ella había alcanzado a grabar lo que estaba sucediendo y que evidencia lo que realmente pasó.

Además, dice Carolina que una de las frases que más la conmocionó y con la cual la intentaron intimidar los policías fue que “los muertos no hablan y los presos tampoco”. A pesar de ello dijo que no iba a callar lo sucedido y exige justicia por la muerte del joven.