VIDEO | Perrito murió ahogado en un vuelo de Satena y familiares culpan a la aerolínea por negligencia

Los familiares de Kenzo hicieron una denuncia pública a través de Instagram donde han recibido gran apoyo de los colombianos.

La denuncia de Margarita Betancur dice que mientras iba en un vuelo entre Medellín y Tolú con una hermana, su nieta y dos perros, Dulce y Kenzo, ambos de razas pomeranian, éste último empezó a sentirse mal durante el trayecto.

Las dos mascotas iban en sus guacales en la cabina de pasajeros, tal y lo establece la ley para el transporte de animales de compañía, sin embargo, Kenzo murió antes de que la aeronave pudiera aterrizar.

«Lo llevábamos en el guacal y el perro lloraba y lloraba, así que le pedimos a la azafata que nos dejara sacarle la cabeza, pero nos dijo que no, que tenía que ir adentro porque en el avión iba un inspector de vuelo», denuncia la mujer.

Sin embargo, el animal «abrió el cierre y sacó la cabeza y la azafata se nos paró al pie y nos dijo que teníamos que guardar el perro y así pasó tres veces», relata Margarita.

Kenzo, de año y medio, dejó de llorar, «lo dejamos ahí metido y antes de aterrizar no lo volvimos a escuchar llorar, entonces pensamos que se había tranquilizado, pero el perro se había muerto», dice la familiar.

​La nieta de Margarita sintió un olor a excremento. «Le dije que abriera ese guacal porque luego iba a ser peor limpiarle. Abrimos el guacal para ver cómo estaba y nos dimos cuenta que se había ahogado».

A pesar de todo lo que hicimos, respiración boca boca y masaje cardiaco, no fue posible salvarlo», dice en su denuncia publicada en Instagram donde ha recibido el apoyo absoluto de los colombianos.

Por su parte, la aerolínea Satena, se pronunció a través de un comunicado donde indicaron que: «se cumplieron todos los protocolos y estándares de calidad que están establecidos en las políticas de la compañía, de acuerdo con la normativa aeronáutica colombiana, reiterando que el canino viajó en cabina de pasajeros con una temperatura y niveles de oxígenos adecuados», dicen, y agregan que en ese mismo vuelo también viajaron otras mascotas que no tuvieron afectaciones.

La familia de Kenzo lo llevó a un centro especializado donde le realizarán la autopsia para determinar las causas de su muerte, y ya anunciaron que tomarán acciones legales contra la aerolínea.