VIDEO | Madre de tres niños murió durante salto de bungee urbano por fallo de cuerda

Una mujer de 33 años, recibió el visto bueno para saltar antes de que lograran atarle la soga de seguridad.

Una mujer de 33 años y madre de tres pequeños, que fue identificada como Yevgenia Leontyeva, murió tras saltar del bungee, a una altura de 24 metros, sin la cuerda de seguridad atada y todo quedó grabado en un video que se ha viralizado en redes sociales debido a las impactantes imágenes.

Las imágenes difundidas muestran el momento en que la mujer se preparaba para hacer el salto desde la azotea de un hotel en la ciudad de Karaganda (Kasajistán) la cual está a 24 metros, donde aparentemente todo estaba en orden en cuanto al tema de seguridad. De hecho, la mujer se lanzó sin miedo.

Leontyeva saltó del edificio y en el video se ve claramente cómo golpeó el suelo y chocó contra la pared ante la mirada atónita de los que estaban presentes que se quedaron en estado de shock, mientras que el encargado, que todavía sujetaba la cuerda de seguridad en sus manos, cayó al suelo debido a la fuerza del salto.

Previo al salto, se escuchó una voz masculina que le decía “te amo”, aunque no se ha identificado si se trataba de su pareja o un amigo que solo la alentaba, pues no se ve en cámara. Desafortunadamente un posible fallo con la cuerda de seguridad provocó que Yevgenia Leontyeva se estrellara contra el pavimento.

Pese a que la mujer recibió atención médica inmediatamente y fue llevada a un hospital donde le realizaron una craneotomía y la extracción de un hematoma, sin embargo, murió debido a las graves lesiones que recibió en la cabeza producto del fuerte impacto contra el pavimento.

Según el New York Post, Yevgenia Leontyeva era una experta en este tipo de actividades y había publicado en sus redes sociales “vívelo” y “vamos a volar” antes del fatídico salto. Además, la mujer que murió durante un salto de bungee tenía tres hijos.

Ante la tragedia que fue noticia en el país euro-asiático, Autoridades de aquel país ya investigan los hechos y aunque es muy probable que se trate de un acto de negligencia por parte de la empresa de deportes extremos, los responsables sólo tendrían que pasar hasta 40 días en la cárcel.