VIDEO | Indignación por fiesta con niños tomando cerveza y ‘perriando’ en la calle

La grabación ha generado una fuerte polémica por lo que ya ubicaron a dos madres de los infantes.

En redes sociales se hizo viral un video que ha generado indignación nacional y se presentó en las últimas horas en el barrio Olaya Herrera de Cartagena, donde un grupo de menores fueron captados bebiendo y bailando en una calle del sector Nuevo Porvenir.

Según informó El Heraldo, la grabación circula desde noviembre de 2020. En él se ve a los niños bailando champeta de una forma sexual; específicamente, los menores practican el baile conocido como choque, en el que rozan las partes íntimas.

“Frente al caso de niñas y niños ingiriendo licor en una calle de Cartagena, se informa que la comisaria permanente de familia y el ICBF se encuentran trabajando de forma conjunta en la garantía de derechos de los menores. El director Regional de ICBF, Farib Narváez, adelanta entrevistas con las madres de las dos niñas, ubicadas por la Policía de Infancia y Adolescencia”, señaló El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

La Policía de Infancia y adolescencia, y personal del ICBF, ya tiene identificados a las madres y padres de estos menores, que fueron sometidos a un evidente caso de maltrato moral y físico, al permitir que los menores bebieran desaforadamente.

“Teniendo en cuenta publicaciones por redes sociales donde se observa un video en el que se evidencia a niñas ingiriendo bebidas embriagantes, el grupo de protección a la infancia y Adolescencia en coordinación con el cuadrante, realizaron labores de vecindario en el barrio Olaya Herrera, sector Nuevo Porvenir, y se logró dar con la ubicación de las residencias de las pequeñas”, informó la Policía.

Según la autoridades, les explicaron a los padres de familia la vulneración a la cual estaban expuestas y el cuidado que deben tener con sus hijos. “Además se les explicó el procedimiento a seguir y se realizó su presentación ante la autoridad competente como lo es la comisaria de familia”, suma la Policía.

Luego de las labores de investigación que llevaron a la ubicación de las viviendas y las familias involucradas, miembros de la Policía de Infancia y Adolescencia, junto a los Cuadrantes de la Estación de Policía Virgen y Turística, “condujeron a las dos madres, y a las dos niñas de seis años, para el restablecimiento de sus derechos, ante la Comisaría de Familia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, quienes definirán la sanción frente a esta conducta y la responsabilidad de las progenitoras”.

Al calificar como ilegal la conducta de quienes facilitaron las bebidas a los menores de edad, según los hechos registrados en un video, la Directora General del ICBF, Lina Arbeláez, le recordó a la comunidad que la persona que entregue bebidas embriagantes o su adquisición a los menores de edad será sancionada de conformidad con las normas establecidas para los expendedores en los Códigos Nacional o Departamental de Policía.

Y reiteró que “es inadmisible que los padres de familia y cuidadores propicien el consumo de bebidas embriagantes entre sus hijos, poniendo en riesgo no solo la salud, sino su integridad y vida”, sostuvo la Directora del ICBF.