VIDEO | Impactante momento en el que niño fue arrollado por vehículo particular que escapó

La familia del niño arrollado les pide una explicación a las autoridades de por qué no esperaron una ambulancia y cómo dejaron ir a la mujer implicada.

Un video de cámara de seguridad registró el impactante momento en el que un niño fue embestido por la conductora de un vehículo particular en el barrio Britalia, de la localidad de Kennedy, sur occidente de Bogotá.

Sin embargo, la familia de un niño arrollado se pregunta por el paradero de la mujer que conducía el vehículo y que se habría escabullido en medio del proceso para que atendieran al menor de 10 años en el hospital de Roma.

Ante esto, Mildred Capera, la madre del menor, contó en Noticia Caracol que su hijo recibió un golpe “En la cabecita fue todo el impacto, pues él tiene sus manos también adoloridas, pero el impacto fue en la cabeza”.

Sobre la denuncia, la mujer detalló: “Fue en la principal de Britalia, lo estrelló una camioneta, una señora la iba manejando, pero la señora omitió el socorro”, agregó la mujer en el informativo.

Y mencionó a una patrulla de la Policía que se encontraba en el sitio: “Los policías que estaban también en la zona no prestaron ninguna atención a mi hijo, antes le dijeron a mi esposo que se calmara o lo calmaban”.

Y por si fuera poco, según cuenta la mujer, los uniformados le dijeron que “no iban a llamar ambulancia porque la ambulancia no iba a llegar. Viendo que era una cosa de SOAT, ellos omitieron totalmente el procedimiento”.

Denuncia la madre que misteriosamente, y sumado a la conductora del carro, los policías que llegaron al centro médico no llamaron a los agentes de tránsito y también se fueron, pese a que el niño fue arrollado.

“El policía le dijo a mi esposo ‘hermano, súbase a la camioneta de la señora y llévese al niño porque ambulancias no van a llegar’, pero uno sabe que cuando es por SOAT llegan hasta cuatro o cinco ambulancias”, agregó.

Lamentablemente el pequeño no contó con el respaldo del seguro obligatorio a pesar de que presenta serias contusiones en su cabeza y brazo, porque nadie se quedó para verificar su estado de salud, mucho menos para entregar los documentos.

“La señora fue hasta el hospital y en el hospital de Roma le dijeron que no le recibían los papeles en físico, que tenía que ir a traer unas fotocopias. La señora sale a traer las fotocopias y es la hora que nunca volvió”, denuncia Mildred.