VIDEO | Hija de Paloma Valencia habría dejado en evidencia a la senadora durante charla sobre maltrato infantil

La pequeña Amapola se convirtió en tema de conversación en las redes sociales debido a una pregunta que le hizo a su mamá en medio de una entrevista.

La senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia, se convirtió en tendencia en las redes sociales debido a un comentario de su hija, Amapola, durante una entrevista virtual con ‘Diario del Huila’, mientras hablaban sobre castigo infantil.

Antes de la aparición de la pequeña, la senadora hablaba sobre la reforma al artículo en el código colombiano que busca prohibir el castigo físico a los menores en el país y que ha sido tema de debates en la última semana en todo el país.

Paloma Valencia, que es una de las exponentes del proyecto de esta ley, decidió hablar al respecto en una charla virtual a la que la invitaron. En ese espacio, la congresista uribista se mostró en contra de que a los niños se les castigara con violencia física.

La senadora estaba argumentando su postura contra el maltrato infantil asegurando: “El que quiera seguirle pegando (a su hijo), bien pueda péguele. Yo lo invitaría a que más bien considere formas de educación distintas, respetuosas del niño, que generen en ellos valores y convicciones en torno a lo que está bien y está mal, y no simplemente obedecer las normas porque nos da miedo que nos peguen”.

De repente, Amapola, de tan solo 4 años, exclamó desde la sala en la que estaba la senadora: “¿Entonces por qué tú me pegas?”. La congresista la vio rápidamente y le respondió: “Yo no te pego”. La curiosa situación no pasó desapercibida.

La grabación de dicho momento se viralizó rápidamente en las redes sociales generando risas e incluso preocupación por parte de usuarios que ven la situación como un llamado de auxilio que hace la niña para el Instituto de Bienestar Familiar tome cartas en el asunto.

Recordemos que en julio del año pasado, Amapola también fue tema de conversación nacional por sus ocurrencias porque en medio de una sesión del Congreso, la pequeña le gritó a la senadora que la odiaba, porque no le estaba prestando atención.