VIDEO | Hermanos de joven peruano lanzado de un puente reconocieron el cadáver

Los familiares de Silvano Oblitas Cántaro Tolentino llegaron a Popayán en donde se encuentran los restos de su hermano y por un tatuaje lo reconocieron.

Un tatuaje de dos manos en señal de oración con un mundo en su interior, plasmado en uno de sus tobillos, fue clave para que la familia de Silvano Oblitas Cántaro Tolentino identificara los restos del joven lanzado desde un puente al vacío en Mercaderes, Cauca.

El cotejo lo hicieron en la morgue de Cali, hasta donde llegaron Janet y John Elver, los hermanos de Silvano Oblitas, con ayuda de las autoridades peruanas y colombianas para establecer si los restos correspondían a los de su familiar.

Ambos no han dejado de preguntarse por qué su hermano fue lanzado desde un puente por dos hombres, como quedó grabado en un video que se hizo viral y conmocionó a los internautas.

“Lo reconocimos por el tatuaje del tobillo. Estoy segura de que ese es mi hermano. Estamos muy agradecidos por la ayuda que nos han dado las autoridades nacionales”, manifestó Janet Cántaro.

En conversación con Noticias Caracol, los hermanos de Silvano relataron cómo a través de redes sociales se enteraron del fatal desenlace de su hermano menor.

“Yo abrí ese link y vi el video, cuando vi el video, reconocí a mi hermano por su voz y también por su rostro. Lo conozco porque desde mucho antes hemos vividos juntos y para mí ha sido un dolor grande. Nos pusimos mal, tristes, en ese momento”, comentó el joven.

Además, agregó que junto a su hermana “nos pusimos a llorar y después fuimos a poner el denuncio en la ciudad Huánuco”, relató el mayor de los cuatro hermanos Cántaro Tolentino.

La mujer, igualmente, reiteró en el informativo que Silvano Oblitas Cántaro Tolentino viajó a Medellín con un “supuesto” amigo colombiano, que lo convenció de comprar ropa a un valor más bajo y luego venderla en Perú.

De acuerdo con los hermanos Cántaro, el joven aprovechó que en su trabajo le habían dado varios días de vacaciones para trasladarse a la capital antioqueña, ya que siempre soñó con conocer Colombia.

Silvano, cuyo caso generó conmoción, escribió en Facebook unas palabras bastante conmovedoras ante de salir de Perú. “Pongo mi vida en las manos de Dios, porque sé que con él nada me faltará”, publicó.