VIDEO | Gesto de Cristiano contra bebidas azucaradas provoca perdidas millonarias Coca-Cola

Este hecho ocurrió en una de las ruedas de prensa oficiales de la Eurocopa, con dos botellas de la bebida sobre la mesa.

El portugués Cristiano Ronaldo fue el protagonista de una escena que recorrió el mundo e incluso ha tenido consecuencias en el mercado bursátil.

El alcance mediático y poder de influencia del jugador de La Juventus es tan grande, que con un simple gesto en una rueda de prensa tuvo un gran impacto.

La escena se presentó en el debut de Portugal ante Hungría en la primera fecha del Grupo F de la Eurocopa, dónde el atacante luso tomó asiento en la sala y todo marchaba con normalidad.

Sin embargo hubo algo que incomodó a CR7 y fue cuando decidió tomar dos botellas pequeñas de la mundialmente conocida bebida gaseosa que estaban sobre la mesa y correrlas a un costado.

“Agua. Coca-Cola, no”, dijo el capitán portugués ante los micrófonos, dejando en claro que no comparte el consumo de bebidas azucaradas y en cambio sí está a favor de la alimentación sana.

El desplome de Coca Cola

El gesto de Cristiano, que fue en contra de uno de los principales patrocinadores de la UEFA, no pasó desapercibida y tuvo una enorme repercusión en todo el mundo.

Las imágenes recorrieron rápidamente las redes sociales y, como si fuera poco, ese simple gesto de apartar las botellas a un lado provocaron una caída del 1,6% para la compañía en el mercado bursátil.

En términos económicos, mientras Ronaldo salía de la sala de prensa del del Puskás Arena de Budapest, la firma Coca-Cola pasó de valer USD 242.000 millones a USD 238.000 millones. Es decir, registró una pérdidas totales de 4.000 millones de dólares.

El mensaje público sobre su hijo

El internacional portugués ha llegado a decir en algunas entrevistas que es importante que los niños tengan una dieta sana y saludable, alejada de azúcares y grasas.

Al ser preguntado en una ocasión por su relación con su hijo sobre este tema, Cristiano Ronaldo fue claro. “Soy duro con mi hijo. En ocasiones bebe Coca-Cola y Fanta, y come patatas fritas y él sabe que no me gusta”, afirmó.