VIDEO | Familia de Santiago Ochoa desmiente que perteneciera a la Primera Línea

Marta Lucía Ochoa, tía de Santiago Ochoa, indicó que su sobrino no tenía que ver 'con algo relacionado con el paro'.

La familia del joven de 23 años Santiago Ochoa, asesinado brutalmente en el municipio de Tuluá, Valle del Cauca, aclaró las versiones que han circulado en redes sociales en las cuales se asegura que el joven era parte de la denominada Primera Línea del Paro Nacional.

Además, la tía del joven también desmintió las versiones que circulan en las que se habla que su sobrino consumiera drogas o estuviera relacionado con bandas de narcotráfico. Por lo que la familia de Santiago Ochoa pidió no seguir creando falsas noticias sobre su muerte.

“Es totalmente falso que mi sobrino perteneció a la primera línea o que tuviera que ver con el paro o que el Esmad lo secuestró, ninguna de la información que están subiendo nosotros hemos dado autorización”, indicó Martha Ochoa, tía de la víctima.

Al indagar sobre quiénes podrían ser los responsables del asesinato de Santiago, la familiar mencionó que se tiene la hipótesis de que su sobrino pudo ser confundido con algún otro joven, pues el muchacho no era un hombre de problemas ni de “estar en la calle con malas amistades”.

“Nosotros decimos que seguramente lo confundieron con muchos pelados que han estado relacionados o vinculados con el paro. Es lo único que podemos pensar, porque, de lo contrario, no sabemos quién pudo haberle hecho daño de esta forma tan horrible y a nosotros como familia”, afirmó la mujer.

En una entrevista que la mujer concedió a Blu Radio, dijo que Santiago residía en la urbanización La Paz. Según contó su tía, el joven trabajaba en una ferretería junto con su padre, en donde se encargaba de ayudar en las ventas y en los domicilios.

Por su parte, la Policía en el Valle del Cauca negó que el ESMAD estuviera relacionado con un hecho de esta magnitud. Dijo el oficial que la institución trabaja en la identificación y captura de los autores materiales e intelectuales en este hecho.

El alcalde de Tuluá, Jhon Jairo Gómez, aseguró que “Primero, hacer un llamado a ser responsables con la sociedad, con la ciudad al ir afirmando cosas que no son ciertas, no es cierto que haya alguna investigación que conduzca a decir que el homicidio tiene relación con los hechos del paro o los bloqueos, no es cierto”.

Entre la Gobernación del Valle del Cauca y la Policía Nacional, se está ofreciendo una recompensa de hasta $110 millones a quien brinde información que permita llegar a los autores materiales e intelectuales del cruel asesinado del joven de 23 años.

El macabro hallazgo

El pasado sábado en el Corregimiento de Agua Clara, en Tuluá, las autoridades identificaron que la cabeza hallada dentro de una bolsa correspondía a Santiago Ochoa, de quien inicialmente se dijo había participado en las protestas en ese municipio y pertenecía a Primera Línea.

De inmediato, los testigos de este macabro hallazgo dieron aviso a las autoridades que llegaron al lugar de los hechos. De acuerdo con testigos, los responsables del hecho se movilizaban en una motocicleta de color negro, y son buscados por las autoridades.