VIDEO | El oscuro pasado del spa donde murió una peruana durante procedimiento estético

En el lugar les ofrecieron a Nayla Rodríguez y a su hermana una promoción de bajo costo para que ambas se sometieran a una intervención.

La víctima tenía 37 años, era oriunda de Lima, capital peruana, y se mudó a Medellín donde vivía con su familia hace 30 años.

La intención de Nayla de mejorar su figura le costó la vida, precio incomparable con los 3 millones y medio de pesos que dicen pagó por una liposucción.

Neyla Liceth Rodríguez Gutiérrez, de 36 años. Foto: RCN Radio

“Estaba en un procedimiento estético, bajo sedación, la paciente hizo inicialmente una bradicardia, bajó el ritmo cardíaco, luego empezó a tener dificultades respiratorias”, relata Luis Guillermo Vélez, Médico del Hospital General Medellín.

La familia de la víctima asegura que el spa de belleza donde le practicaron el procedimiento no cuenta con licencias. Producto de las denuncias, el sitio fue sellado por las autoridades mientras avanza la investigación.

Este es el lugar donde sucedieron los hechos. Foto: Telemedellín

El lugar ya había sido sancionado en dos oportunidades: en 2018 fue cerrado temporalmente ya que no cumplía algunos requisitos de funcionamiento.

“Este sitio era un spa que no contaba con los permisos legales para poder hacer este tipo de procedimientos”, explica Juan Esteban Villada Piedrahita, abogado y amigo de Nayla.

Según el abogado, el lugar ofreció una promoción a Nayla y su hermana, quien también se iba a operar. Las dos tenían que pagar 7 millones de pesos y contaban con bonos para realizarse una lipotransferencia a sus glúteos.

“Primero se la iba a realizar Nayla y posteriormente su familiar, pero ocurrió este lamentable hecho”, agrega el amigo de la víctima.

Según la Secretaría de Salud de Medellín, en lo que va corrido de este año, 3 mujeres perdieron la vida en clínicas clandestinas, producto de cirugías estéticas.