VIDEO | Dirigente social argentino dice haber sido agredido antes de ser deportado en El Dorado

El activista Juan Grabois, quien venía en una misión de observación de derechos humanos, fue devuelto en un vuelo con destino a Lima cuando intentaba entrar a Colombia.

Grabois denunció a través de su cuenta de Twitter que fue agredido físicamente por autoridades de migración colombianos cuando se disponía a entrar al país junto a su equipo de trabajo para auditar lo que pasa en medio de las protestas del Paro Nacional.

“Luego de una serie de agresiones físicas registradas por numerosos testigos y cámaras de seguridad, el gobierno colombiano me expulsa de su territorio por considerarme un ‘riesgo para la Seguridad de Estado’”, escribió el activista en la red sociales.

No obstante, las autoridades no confirmaron las causas por las que denegaron la entrada a Colombia a Grabois, quien aseguró que le retuvieron la documentación y el equipaje hasta que le embarcaron en un vuelo a Lima.

Un video publicado por el propio Grabois muestra el momento en que una funcionaria de Migración Colombia, grabada sin su permiso y en un área restringida, le notifica sobre el procedimiento:

“Vamos a proceder a la inadmisión, señor, porque nosotros tenemos la soberanía de decidir quién ingresa y quién no ingresa a nuestro país”, le dice, poniéndose de pie con gesto solemne una mujer con las insignias de la oficina de Migración Colombia.

Ante la denuncia que hizo Grobois, Migración Colombia, autoridad responsable de monitorear y llevar a cabo el control migratorio en el país, explicó por qué no dejó entrar a territorio nacional al abogado argentino.

“El señor llegó al país con una delegación de 19 personas más. Al momento de realizar el proceso de control migratorio el pasaporte presentaba una inconsistencia, razón por la cual se le pidió que acompañara al oficial a donde el Supervisor con el fin de realizar las consultas correspondientes”, explicó la entidad.

Aseguran desde Migración que, el extranjero comenzó a agredir verbalmente a una oficial diciéndole que no tenía por qué acompañarla a ningún lado y a argumentar que tiene todo el derecho de entrar al país y que lo que se quiere es secuestrarlo.

“En ese momento, debido a la falta de respeto del extranjero hacia el Oficial, se procede a no autorizar su ingreso al territorio nacional. Una decisión que le fue ratificada por la Supervisora, quien aparece en un video grabado por la delegación, y en donde de ve que el extranjero le dice que acaso quién es ella para decirle que no puede entrar a Colombia”, explicó Migración.

La Misión, integrada por una decena de organizaciones sociales argentinas, llegó hoy al aeropuerto de El Dorado, en Bogotá, para “acreditar, relevar y visibilizar la situación” de derechos humanos en el marco de las protestas que se producen en Colombia desde el 28 de abril y donde se ha denunciado un uso desmedido de la fuerza por parte de la Policía.

En un comunicado de la misión explicaron que su tarea iniciará en la ciudad de Bogotá y se extenderá por otras localidades hasta el 2 de junio, “ante las reiteradas denuncias de violaciones a los Derechos Humanos que se adjudica a las fuerzas regulares del estado y a bandas paramilitares que actuarían conjuntamente”