VIDEO | Delincuentes asesinan a vigilante para robarle la coca del almuerzo

La víctima deja dos hijos, de 20 y 15 años, y a su esposa, con quien estuvo casado 23 años.

Cuatro atracadores que se movilizaban en dos motocicletas asesinaron a William Pérez López, un humilde vigilante que se desplazaba por las calles del barrio Madelena (Ciudad Bolívar), sur de Bogotá.

El homicidio quedó registrado en el video de una cámara de seguridad de la zona, donde se observa que la víctimas fue interceptada por los sujetos y fue agredido en repetidas ocasiones.

Los delincuentes dispararon al trabajador por resistirse al robo de un morral en el que apenas llevaba la coca del almuerzo y el uniforme de vigilante, según reportó City Noticias.

William Pérez López, 43 años / Suministrada

El hombre de 43 años, salió de su casa y, pocos metros después, fue abordado por los cuatro delincuentes que se movilizaban en dos motos y que se abalanzaron sobre él para robarlo.

“Lo apuñalaron. Él intentó correr, pidió auxilio. Me imagino que la gente se asomó por las ventanas, pero no salieron hasta que las motos se fueron”, contó su esposa, Carol Díaz.

Y agregó con la voz entrecortada que “una persona como él no se lo merecía, él no le hacía daño a nadie. Dedicaba todo a sus hijos, a su hogar”.

Sus familiares aseguran que la Policía Metropolitana llegó rápido y, juntos, lo subieron a la patrulla para trasladarlo al Hospital de Kennedy donde no recibió atención digna:

“Una atención nefasta. Ni siquiera una camilla, nadie nos atendió. Nos tocó llevarlo alzado y cuando llegamos nos dijeron ‘déjelo ahí’. Lo tiraron al piso. Apenas le hicieron esto. No tenía signos vitales”, cuenta su esposa.

Por su parte, las autoridades aseguraron que se conformará un grupo especializado con la Fiscalía para dar captura a los responsables.

“Estamos trabajando con un grupo especial de Policía Judicial. Estamos trabajando con el apoyo de la comunidad para poder individualizar e identificar a los responsables de este hecho”, afirmó el Coronel Germán Castillo, Comandante Operativo de Seguridad Ciudadana No. 2.

William deja dos hijos, de 20 y 15 años, y a su esposa, con quien estuvo casado 23 años.