VIDEO | Dejan $7 millones como propina a una mesera y restaurante niega entregar

El dueño del restaurante aseguró que todo fue un “malentendido” y que se le otorgará la suma de dinero a su trabajadora Emily Bauer.

Un cliente no identificado que cenaba con su esposa en el restaurante Red Hook de la ciudad de San Antonio, en Texas, Estados Unidos, le dejó a una mesera llamada Emily Bauer, una propina de 2.000 (7 millones de pesos aproximadamente) dólares en una factura por un total de menos de 70 dólares, con una nota que decía: “¡Feliz Navidad! ¡Sigue trabajando duro!”.

Sin embargo, el dueño del restaurante, John Cheng, se vio envuelto en medio de una controversia en las redes sociales, principalmente en Facebook, por negarse a darle una propina a la trabajadora argumentando que el establecimiento no podía procesar dicha propina debido el monto máximo es de 500 dólares.

Por su parte, la administradora del restaurante, que prefirió no ser identificada, le dijo a KENS 5 que los 2.000 dólares dejados como propina generaban una alerta de fraude con la compañía de tarjetas de crédito del cliente, lo que evitó que se procesara la transacción. Pero los otros empleados del restaurante sugirieron dar a Bauer cuatro pagos de USD $500.

Red Hook Seafood and Bar en San Antonio, Estados Unidos / KENS 5

“No creo que sea nuestra responsabilidad como mesero decir, ‘oh, no me puedes dar tanta propina, lo siento, oh no, hay un límite, lo siento’, si ese es el caso, debería haber carteles colocados en el restaurante o en el recibo para decir que hay un límite de USD $500”, dijo la mesera visiblemente afectada.

Emily publicó la factura en Facebook esperando encontrar al hombre que fue al restaurante y le dejo tan generosa propina para darle las gracias, y aunque no podrá recibir el dinero, quiere decirle: “gracias por tener un corazón tan grande”.

Finalmente Chang decidió honrar el gesto y emitir un cheque a Emily por 2.069 dólares, reflejando el monto de la propina más el costo de la cuenta original. “Es Navidad y todo el mundo está luchándola. Estamos listos para darle la propina a Emily. Le daremos los 2.000 dólares que le dejaron como propina más lo que consumió el cliente“, confirmó el propietario de Red Hook Seafood and Bar, al canal de San Antonio KENS 5.

Por su parte, Emily calificó la situación como un “malentendido” y se disculpó por la publicidad que generó el incidente al restaurante. “El hecho de que el dueño de mi trabajo esté dispuesto a dármelo, aunque no fue su error, dice mucho de él y se lo agradezco”, dijo Bauer entre lágrimas a KENS .