VIDEO | Controlador aéreo del El Dorado reveló que un avión militar persiguió a un OVNI

Eran las 9 de la mañana cuando el controlador de vuelo Eduardo Russi oficiaba como titular de la Torre de control aéreo del aeropuerto El Dorado, de Bogotá.

Russi estaba atento a la llegada de los aviones de la Fuerza Aérea Colombina, un Lockheed T-33 Silver Star. Las condiciones climatológicas no podían ser mejores.

El avión T-33 de la Fuerza Aérea con matrícula 2072 había empezado un vuelo visual desde la base militar de Palanquero, en Puerto Salgar, Cundinamarca, con rumbo al aeropuerto El Dorado.

Sin embargo, ese día habían presentado varias anomalías en la Terminal Aérea donde varios encargadas de los maleteros y tanquear los aviones, señalaban hacia la torre de control.

Justo en ese momento, Eduardo Russi recibió un llamado desde la plataforma preguntando sobre el extraño objeto que flotaba encima de la torre de control.

Torre de control, Aeropuerto El Dorado, Bogotá. Foto: El Tiemo (de referencia)

El entonces joven Russi acercó su cara al vidrio, miró hacia arriba y, pese a la insistencia que le hacían por teléfono, manifestó que no veía nada.

Russi de inmediato cortó la comunicación para atender a uno de los T-33, el FAC 2072, quien minutos antes le estaba indicando que ya estaba próximo al aterrizaje.

Sin embargo, el teléfono volvió a sonar y la misma persona, un funcionario de Avianca, preguntó nuevamente por el objeto extraño: “Encima de la Torre hay algo, ¿qué es eso?”.

Ante la insistencia de esta persona, Russi se volvió a asomar por la ventana, pero esta vez pegó la cabeza al vidrio y, en efecto, sobre la torre de control había un aparato.

Así lucían los Lockheed T-33 Silver Star en Colombia para la década de los años 60. Foto: Google

El controlador describió que era un objeto redondo, como una rueda, su color era amarillo profundo, fuerte y con unas partes negras. En el centro de la esfera se notaba una luz blanca e intensa, como la de la soldadura eléctrica. “Brillaba más que el Sol y eso que el día estaba totalmente despejado”, indicó.

Rápidamente se comunicó con el FAC 2072 que ya se disponía a aterrizar y le preguntó si tenía el objeto extraño a la vista, al obtener una respuesta afirmativa este autorizó una persecución al OVNI.

– ¿FAC 2072 tiene a la vista el objeto no identificado?

– Correcto, Torre, lo tengo a la vista. Salgo en su persecución, autoríceme sobrepaso.

– ¡Autorizado!

El T-33 FAC 2072, un avión de ataqմe, utilizó su potencia para aprovechar su máximo rendimiento y llegar hasta el extraño objeto. Russi recordó que la aeronave subió y detalló que estuvo a 2.000 pies (unos 600 metros) de distancia del objeto no identificado.

Desde la Torre de control, el hombre observó cuando el aparato desconocido subió de manera vertical sin hacer ruidos mientras el FAC 2072 intentaba acercarse. A los tres minutos de iniciada la persecución, el piloto del avión volvió a comunicarse con Russi.

– Torre El Dorado, le informo que tengo nivel de vuelo de 31.000 pies y el avión no da más. Tampoco tengo combustible suficiente. Autoríceme descenso.

El objeto luminoso se desplazó hacia el oeste, en un ángulo de 45 grados, y se perdió. “¿Qué fue? No lo puedo decir. No lo sé. No sé qué vi, pero que lo vi, lo vi”, dijo Russi.

“Fue la primera y única vez que vi algo así en 50 años de carrera. Todos estos casos tienen un común denominador: hay el evento, pero se pide que no se hable de eso”, indicó Russi.

El jefe Pedro Sánchez les ordenó guardar silencio con lo ocurrido a los controladores aéreos, contó Russi, una instrucción que también habría sido dada a los pilotos de la FAC.