VIDEO | Comandante de Policía de Briceño pidió traslado por conflictos con el alcalde

El alcalde de Briceño cortó la luz de la estación de Policía y retiró el pago del agua, al parecer, por represalia a uniformados que no dejan vender licor.

El intendente jefe Jhon Jairo Martínez Villada, comandante encargado de la estación de Policía de Briceño, le solicitó al departamento de Policía De Antioquia que lo trasladen de ese municipio para “evitar más inconvenientes”.

Esto, luego del fuerte enfrentamiento que sostiene con el alcalde Wilmar Moreno Monsalve, quien expidió un decreto con el que permite vender y consumir licor en establecimientos abiertos al público en medio de la pandemia, lo que para el uniformado aún no está autorizado por el Gobierno Nacional y el Ministerio del Interior.

El oficial de Policía apareció en un video mientras discutía con el alcalde de Briceño sobre la legalidad del decreto 123 del 8 de agosto de este año, con el que el mandatario eliminó la prohibición al consumo y venta de licor que regía en el anterior decreto 107 de 2020.

Wilmar Moreno, alcalde Briceño, Antioquia / Twitter

En las imágenes se observa al alcalde dando la orden de cortar el servicio de electricidad en la estación de Policía, al parecer, en represalia.

Como si fuera poco, el alcalde también retiró el pago de la factura del servicio de agua, aseo y alcantarillado en la estación pues, a través de la Empresa de Servicios Públicos de Briceño, la administración le notificó al comandante que suspenderá el pago de la misma, y será la Institución la que deberá seguir cancelando la factura, que para el último mes tiene un costo de 242.000 pesos.

Ante esta situación, el comandante encargado de Policía pidió el traslado del municipio a sus superiores, al asegurar que “la decisión de salir del municipio es la mejor alternativa”.

El uniformado aseguró que salió de la población por seguridad y para evitar otros inconvenientes pese a que sus superiores le habían dado todo el respaldo por hacer cumplir la ley en esa población. Aseguró que recibió el respaldo de la gobernación de Antioquia, pero también explicó porque fue trasladado nuevamente.

“La decisión de salir del municipio era inminente posiblemente, pero era la mejor alternativa por la situación como estaba, es la mejor decisión que se pudo tomar del mando. Es un apoyo absoluto que he tenido de parte del mando”, indicó el uniformado que hasta la fecha fungía como comandante encargado de la estación.

Es de recordar que este es el segundo traslado de éste uniformado en menos de tres meses, hace poco también la alcaldesa del municipio de Toledo en el norte de Antioquia, había solicitado la salida de este policía por situaciones similares.

Jefe intendente Jhon Jairo Martínez Villada / Policía Nacional

Luego que el alcalde ordenara cortar el servicio de electricidad, los uniformados estuvieron casi 10 horas sin energía en la estación, hasta que una unidad de EPM hizo la reconexión. Por ahora, el comandante está a la espera de que le autoricen el traslado.