VIDEO | Club de striptease se ingenia la forma para no quebrar en cuarentena

En un esfuerzo por mantener a sus bailarines y al personal de cocina y demás empleados durante el encierro del Coronavirus, el dueño de un club de striptease en Portland, Oregon, tuvo como iniciativia crear “Boober Eats”.

El servicio de comida consiste en ofrecer alimentos pub, entregada por las strippers del club la cuales van vestidas con pantalones cortos llevando empanadas, directamente a la puerta del cliente informa New York Post

Shon Boulden, propietario del Lucky Devil Lounge, y quien ideó la estrategia, cambió de marca tras el mandato de la gobernadora Kate Brown de cerrar todos los negocios “no esenciales”, excluyendo restaurantes y bares con servicio a domicilio.

El club está ubicado en Portland, Oregon / Google

El sitio ofrece el mismo menú del club: alitas de pollo, filetes y mini perros de maíz, a sus precios estándar. El horario disponible es de 7 P.M a 1 A.M e incluye  bebidas alcohólicas, cerveza de jengibre y Red Bull. También se agrega una tarifa de entrega de $ 30, dependiendo de la distancia del cliente desde Lucky Devil Lounge.

Resulta importante destacar que a pesar de la popularidad de Boober Eats, los 25 bailarines que se inscribieron en el servicio han pasado de ganar cientos de dólares por noche a cerca del salario mínimo.

Entre tanto su dueño comenta que está haciendo todo lo posible para mantener a todos sus empleados trabajando: cocineros en la cocina; bailarinas, porteros, los escoltas para las entregas y camareros atendiendo pedidos telefónicos y en redes sociales.

Al igual que en otros muchos sectores, los trabajadores del Lucky Devil Lounge han sufrido y sufren las consecuencias del Coronavirus. Anteriormente, ganaban cientos de dólares en solo una noche, ahora están obteniendo ganancias cercanas al salario mínimo.

“Perder es el trabajo es devastador. Para la mayoría de nosotros, ha sido una pérdida de ingresos casi completa. Estoy aquí apoyando a mi comunidad e intentando seguir manteniendo un flujo de ingresos”, contó Kiki, una de las bailarinas a Oregon Live.

Los bailarines de clubes de striptease en los EE.UU. se consideran trabajadores independientes en lugar de empleados contratados, lo que significa que generalmente no se los considerará elegibles para recibir beneficios de desempleo.