VIDEO | Detalles de la masacre en Samaniego, Nariño. Así quedó el sitio después de los hechos

Una persona dio detalles del momento en el que desconocidos masacraron a 8 jóvenes la noche del sábado en Samaniego, Nariño.

El familiar de una de las víctimas fue entrevistado por Noticias Caracol horas después de que se presentaran los hechos, y lo primero que aseguró es que desde su vivienda, muy cerca al sitio de la masacre, escuchó los disparos.

“Acá viven mis sobrinas, y escuché los tiros por ahí a las 10 de la noche, fueron cuatro ráfagas de fusil, como también de varias clases de armamento: como pistola o revolver, parecía, ¿no?”, dijo el hombre al informativo.

El hombre, que prefirió ocultar su identidad, agregó que “un sobrino mío departía, en sí, unas cervezas con amigos, y la causa no la sé. Dicen unos, que quedaron vivos, que llegaron unas personas por ahí disparando a diestra y siniestra”.

Además, miembros de la comunidad señalaron como responsables de los hechos a los grupos armados al margen de la ley que operan en la zona, los cuales viven una guerra a sangre y fuego por el negocio del narcotráfico y armas.

Aunque se habla de nueve víctimas en total en la noche del pasado sábado, el Ejército y el mismo presidente Iván Duque se refieren a ocho personas masacradas en la vereda Santa Catalina, área rural del municipio de Samaniego.

El otro crimen se trataría de una joven que tendría 18 años que habría sido asesinada en una calle de Samaniego. Aparentemente, este crimen sería un hecho aislado y sin relación con la masacre en la vereda Santa Catalina.

Las nueve víctimas eran jóvenes de entre 17 y 26 años, y fueron identificados como:

  • Oscar Andrés Obando (17 años)
  • Laura Michel Melo (19 años)
  • Campo Elías Benavides (19 años)
  • Daniel Vargas (22 años)
  • Bayron Patiño (23 años)
  • Rubén Darío Ibarra (24 años)
  • Jhon Sebastián Quintero (24 años)
  • Brayan Alexis Cuarán (25 años).

La novena víctima sería la vallecaucana Yésica Zúñiga Jaramillo, de 26 años de edad oriunda de Cartago, en el norte del Valle del Cauca y vivía en Samaniego, pues allí trabajaba como empleada de un establecimiento que vendía licor.

Un video que circula por redes sociales se observa los vestigios de la masacre. En el lugar quedaron charcos de sangre, latas de cerveza, botellas de licor y las huellas de lo que fue una noche de horror para quienes festejaban.

Los cuerpos fueron trasladados a la cabecera municipal de Samaniego, en Nariño, donde ya están el comandante del Ejército Nacional, el mayor general Eduardo Zapateiro, y el director de la Policía Ciudadana, Jorge Vargas.

El gobernador del Nariño recordó que en Samaniego se había advertido sobre la presencia de grupos armados ilegales. De hecho, recordó que en junio, en la vereda Yunguilla, hubo otro episodio violento en el que murieron 4 personas.

Aunque no hay claridad de porqué asesinaron a estos jóvenes, Mateo Gómez, director del sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo, dijo que una de las hipótesis es una posible represalia por el no acatamiento de las normas sanitarias por la pandemia de Coronavirus.

Las autoridades avanzan en la mañana de este domingo en un consejo de seguridad, en el que se trazarán los procesos de investigación, para conocer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en los que ocurrieron los hechos.

Recordemos que el martes pasado, cinco menores fueron asesinados y sus cuerpos dejados cerca de un cañaduzal, en el barrio Llano Verde, en el oriente de Cali, donde viven familias desplazadas por la violencia y reinsertados.