VIDEO | Así cayó peligrosa banda que les hacía ‘paseo millonario’ a mujeres y las violaba

La banda delincuencial era conocida como 'Los Pikachú', que solían atracar en zonas bancarias en las localidades de Chapinero, Teusaquillo y Barrios Unidos.

Gracias a una labor de inteligencia en la que participaron el Gaula de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, se logró la captura de cuatro hombres que utilizaban taxis para secuestrar sólo a mujeres bajo la modalidad de ‘secuestro exprés’ o ‘paseo millonario’ en Bogotá.

Solo recogían a las que estuvieran solas y les hicieran el pare. Después de que tomaban el servicio, los primeros cinco minutos de la carrera transcurrían en aparente normalidad, pero luego el conductor del taxi fingía que el vehículo presentaba fallas mecánicas para detener su marcha.

En ese momentos los cómplices, que se transportaban en otro taxi, se subían al vehículo y secuestraban a la pasajera, a la que la obligaban, mediante amenazas, a entregar sus objetos de valor y las tarjetas de crédito para pasarlos al conductor del otro taxi que escaba del lugar.

La banda era conocida como ‘Los Pikachú’ / Policía Nacional

Según la investigación del Gaula de la Policía, los bandidos se dirigían a cajeros electrónicos y, vía celular, recibían las claves de las tarjetas mientras sus cómplices intimidaban a las mujeres con armas blancas, descargas eléctricas de pistolas taser y hasta con rociarles ácido en sus rostros.

El material probatorio recopilado por las autoridades arrojó que Luis Torres, alias Lucho, era el líder de la banda y conductor. Jhon Vásquez (‘Gafas’) es sindicado de reducir y abusar de las víctimas. Jefersson López sería quien extraía dinero de los cajeros y Wilmer Castiblanco, alias Victorino, era el conductor del segundo taxi.

El nuevo director del Gaula, el general Fabián Laurence Cárdenas, dio a conocer el caso en el que una de las víctimas fue violada: “En otro caso, lamentablemente, una de las denunciantes contó que estos hombres abusaron sexualmente de ella a pesar de que no se resistió a las intimidaciones”, explicó.

La captura fue posible gracias a la denuncia de al menos 20 mujeres, una de las cuales recibió fuertes golpes en todo el cuerpo tras haber errado la contraseña de una de las tarjetas, aparentemente por los nervios que la situación le generó.

Los procesados deberán responder por los delitos de secuestro extorsivo agravado, hurto calificado agravado y concierto para delinquir. Los sindicados ya se encuentran con medida de aseguramiento intramural.

Crudo relato de una víctima

Una de las mujeres que fue víctima de estos delincuentes, habló con Noticias Caracol y contó el amargo momento que vivió cuando se subió a uno de los supuestos taxis en la avenida Primero de Mayo, en el sur de Bogotá, siendo aproximadamente las 9:00 de la noche.

“Me dijo que no, que se estaba quedando sin clutch. Yo le dije no yo me bajo, yo cojo taxi, no hay problema. Él me pidió que lo esperara y de un momento a otro se subieron dos tipos, los cuales uno me tapó los ojos, el otro me abrazó y me despojaron de mis pertenencias”, contó la víctima.

Y agrega: “Ellos me decían que me quedara callada, que no gritara, que no hiciera nada porque si no me quemaban la cara. Comenzaron a tocar mis partes intimas y a decirme que les diera las claves de las tarjetas”, le dijo la mujer al noticiero, quien no reveló su identidad.

Noticias Caracol cuenta que la abusada dio mal la clave de sus tarjetas. Esto enfureció a los delincuentes que recrudecieron el acoso. “Después, empezaron a darme rondas por la zona y comenzaron a tocarme otra vez y el taxista me decía que me quería hacer la vuelta”.

Consumado el crimen, uno de los delincuentes se bajó con ella, abrazándola para no despertar sospechas. “Cuando me bajaron, dijeron que no fuera decir nada porque ellos sabían dónde vivía y sabían todo de mi vida, dónde trabajaba y a qué hora salía”, concluyó la mujer.