VIDEO | Asesinato de dos policías en Nariño fue registrado por la misma comunidad

El ataque a la patrulla fue grabado por habitantes del corregimiento de Chiles, municipio de Cumbal, en la frontera con Ecuador .

En zona rural de Cumbal , en el sur de Nariño, dos policías fueron asesinados por hombres armados, pero gracias a la rápida reacción de las autoridades, se capturó a tres de los implicados y se incautó material de guerra.

Las víctimas fueron el subintendente Jonathan Eduardo Bastidas Villacís, de 35 años, nacido en Ipiales, y el patrullero Justino Alexander Dávila Urbano, de 28 años, oriundo de Contadero, ambos municipios de Nariño.

Los oficiales murieron en medio de un ataque a la subestación de Policía del corregimiento de Chiles (Cumbal), cerca de la frontera con Ecuador, el cual fue registrado por la comunidad el pasado miércoles 17 de febrero.

Subintendente Jonathan Eduardo Bastidas, de 35 años, y el patrullero Justino Alexander Dávila, de 28 años / Suministrada

“Nuestros uniformados se encontraban cumpliendo con su labor, estaban en un puesto de control cerca del casco urbano del corregimiento de Chiles. Son atacados con tiros de fúsil desde dos vehículos”, indicó el comandante de la región cuatro, general Ricardo Alarcón.

Gracias a una rápida reacción de otros agentes, de acuerdo con la Policía, permitió interceptar un campero en el que se desplazaban los tres responsables del crimen, aunque también se inmovilizó otro vehículo.

De acuerdo con las autoridades, dos implicados resultaron heridos, pues previo a su captura hubo un intercambio de disparos. Los capturados, harían parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que opera en la zona de frontera.

“Logran capturar tres personas, dos de ellas se encuentran heridas. Se logra la recuperación de dos pistolas que fueron hurtadas a nuestros uniformados y cinco pistolas más; así como dos fusiles y una granada”, señaló el general Alarcón.

Recordemos que el pasado lunes 15 de febrero también fueron asesinados tres policías en los departamentos de Sucre y Antioquia, que según las autoridades, habrían sido perpetrados por el Clan del Golfo, la estructura armada ilegal dedicada al narcotráfico.