VIDEO | Anota gol para su equipo pero dice algo a su compañero que lo cambia todo

En la United Soccer League, segunda división de fútbol de Estados Unidos, pasó una de aquellas historias que solamente nos puede regalar este hermoso deporte.

El delantero polaco Darek Formella que juega para el Sacramento Republic, experimentó cualquier cantidad de emociones (tristeza, temor, desesperación, frustración, emoción y alegría), al anotar el gol del triunfo para su equipo.

Sin embargo, cuando el Sacramento Republic se encontraba concentrado para su partido, tres horas antes de arrancar el encuentro, Formella recibió una llamada de sus familiares que lo estremecería fuertemente.

Darek Formella, jugador del Sacramento Republic / Google

Habló con el entrenador, quien le dio la posibilidad de no jugar, sin embargo, el delantero decidió entrar al terreno del juego a pesar del gran dolor.

Cuando el partido estaba por terminarse, Formella tenía el balón en sus pies dentro del area y sin pensarlo, remató con fuerza a la portería rival y así anotó el gol que le daba la victoria a su equipo.

Rápidamente corrió a celebrar, se llevó sus manos al rostro y no pudo contener su tristeza. Se arrodilló mientras sus compañeros llegaban a felicitarlo por la anotación, pero segundos más tarde le contó a uno de sus compañeros.

“Mi padre falleció hace 3 horas”, dijo Darek a uno de sus compañeros que llegó con una gran sonrisa a felicitarlo pero al saber la noticia el gesto en su rostro cambió completamente. Lo abrazó de nuevo y le dice unas palabras de apoyo.

El equipo envió un mensaje de apoyo al futbolista a través de sus redes sociales: “Darek, gracias por recordarnos cuán hermoso es realmente este juego. Mucho amor y fuerza para ti y tu familia”, escribió el equipo en su cuenta de Twitter junto a un video del momento.

Por su parte, el joven delantero también se hizo presente en redes sociales, al publicar una carta, donde describió que las últimas semanas fueron muy difíciles para su familia, dado a que su padre sufrió mucho por el cáncer.

“Intenté no mostrar a nadie que algo malo había pasado. Quise mantener la concentración en el partido y hacer mi trabajo lo mejor que pudiera. Pero después de marcar no pude contener mis emociones y empecé a llorar”, fue parte del texto.