VIDEO | A conductor se le incendió el carro mientras usaba su celular echando gasolina

Una cámara de seguridad en la estación de servicio captó los minutos de tensión que sufrió el conductor mientras tanqueaba su vehículo.

El suceso aconteció el pasado lunes 22 de marzo exactamente en una estación de servicio del municipio de Cortazar, en la salida para Celaya, en el estado mexicano de Guanajuato, donde la imprudencia del conductor estuvo a punto de causar una tragedia.

Diarios locales informan que la camioneta Chevrolet RAM 700 color blanco quedó calcinada. EL vehículo era propiedad de la gobernación del estado y además publicó el video del momento exacto en que un chispa cayó sobre el tanque de gasolina y se inició el incendio.

El funcionario público llegó a la estación de servicio para recargar de combustible el vehículo. Sin embargo, cuando salió del vehículo manipuló su teléfono celular y se colocó a un costado del depósito de gasolina, lo que ocasionó un fuerte incendio.

Las llamas tomaron por sorpresa al conductor, quien al notar que la manguera estaba completamente encendida la sacó de prisa del tanque, lo que originó que se propagara la conflagración hasta el motor, por lo que se echó a correr para pedir ayuda.

El siniestro atemorizó a los empleados de la estación de servicio que veían con preocupación que la gasolinera explotara de un momento a otro razón por la que llamaron de inmediato al cuerpo de bomberos del municipio mexicano, quien controló el fuego rápidamente.

Por fortuna, los socorrista actuaron con tal profesionalismo que evitaron que la situación quedara nada más en un susto y que ocurriera una tragedia. Al final, ni el conductor ni los despachadores resultaron lesionados, sólo fue la pérdida total de la camioneta

Usar el celular en una gasolinera puede causar una explosión

En varias oportunidades los expertos han señalado que a pesar de que el uso de celular en estaciones de gasolina o en cualquier área peligrosa puede ser un riesgo y es mejor prohibir su uso, la probabilidad de que ocasione un incendio es limitado.

Pero, por otro lado, la Asociación de la Industria del Petróleo del Reino Unido ha destacado que los celulares no han sido diseñados para usarse en atmósferas explosivas. Es por eso que es mejor evitar estar cerca de la boquilla de la bomba ni alrededor de los tanques mientras manipula el dispositivo.

La razón por la que comúnmente es considerado un mito es porque no hay informes certeros ni comprobados al respecto. Es decir, no hay hechos que respalden que incendios en gasolineras y otros lugares con vapores inflamables hayan sido provocados por el uso del celular.

“El verdadero culpable es la energía electroestática”

Aurelio Cantú, subdirector de Protección Civil del municipio de Ciudad Madero, Tamaulipas, en México, explicó en septiembre de 2020 al portal Milenio que, no solo el celular está prohibido al llegar a una estación de servicio de gasolina, también lo están otros elementos como el cigarro.

Sin embargo, el experto hizo énfasis en la energía estática y con los gases que emanan a la hora de las cargas de combustible, pues al tener contacto, es ahí donde se origina un flamazo, por eso incluso señala que lo recomendable es utilizar prendas de algodón al vestir y no bajarse del vehículo, puesto que al igual genera energía.

“El verdadero culpable en realidad no es el celular en sí, sino de la energía electroestática ¿Alguna vez te ha dado “toques” cuando te acercas a una persona u objeto? Esa leve descarga eléctrica se debe a que de alguna manera hemos sido cargados con radiación electromagnética”, expuso.

Dejando claro ese punto, el verdadero peligro es la energía que emite un celular cuando se recibe una llamada, pero también factores como la energía electroestática, como lo mencionaba Cantú, con el tema de la ropa inadecuada que también puede generar este tipo de energía.

La interacción de la electricidad con los gases inflamables que se generan son realmente los factores de riesgo. De acuerdo con Daniel Torregrosa, licenciado en Ciencias Químicas (UM) y Experto Universitario en Toxicología (US), quien menciona que “Un teléfono móvil emite una energía por debajo de 1 w/cm2, y es prácticamente imposible que pueda ser una fuente de ignición debido a su baja potencia y su bajo voltaje”.

Incluso, en el programa los Cazadores de Mitos de Discovery Channel, en uno de sus episodios donde tratan de desenmascarar esta incógnita, muestran que no es más peligroso el dispositivo como tal, sino su uso y las acciones que puedan llevarnos a cargarnos de energía electroestática la cual sí ha demostrado ser peligrosa.