Vendedores ambulantes son factor de riesgo para propagar el COVID-19

La capital del del país ha visto un incremento de vendedores informales que ofrecen toda clase de mercancía: helados, tintos, ropa, etc; sin embargo los productos estrellas en esta cuarentena son los tapabocas y los guantes ofrecidos en los semáforos.

Sin embargo, el problema es el mismo de las últimas semanas: el país sigue en cuarentena y a muchos parece no importarles. La escena en el sur de Bogotá es preocupante, pues los vendedores informales se cuentan por decenas y la Policía no impone orden.

Para comprobarlos, Noticias RCN reveló un video donde se observa varias carpas habilitadas para el comercio informal. Y, si bien hay que atender a las recomendaciones de las autoridades de salud, no hay rastro del distanciamiento social o del lavado regular de manos.

Vendedor ofreciendo tapabocas / El Tiempo

El noticiero destaca que los vendedores, vulnerables por la crisis económica que ha traído la pandemia, están esperando que el Distrito les entregue “los lineamientos sanitarios para poder trabajar”, pero aseguran que los tienen abandonados.

Uno de los sectores de la capital con más afluencia de personas es la localidad de Kennedy, al suroccidente de Bogotá, que tristemente se ha convertido en la zona de Bogotá con más casos confirmados de Coronavirus con un total de 667 de los 7.743 casos confirmados en toda la ciudad.

Por su parte, Noticias Caracol denuncia que en dicha localidad se ven negocios abiertos que cierran sus puertas inmediatamente llega la Policía o cuando una cámara se les acerca. Es tal el caos, que ese informativo se pregunta “¿dónde está la Policía?”.

Es de recordar que, de acuerdo con la plataforma de Saludata, que hace parte de la página de Coronavirus en Bogotá, las cifras de COVID-19 en la capital del país a 26 de mayo de 2020 son de 7.743 casos confirmados (+357), hospitalizados: 375 (5,05%), en casa: 7054 (93,87%) y en UCI: 86 (1,14%).