Valeroso mensaje de la joven madre que resultó atacada con hacha por su expareja en Bogotá

Luego de cuatro días en cuidados intensivos, y una neurocirugía, Ángela Ferro, fue dada de alta y envió un contundente mensaje a todas las mujeres.

En la noche del 16 de octubre se conoció el caso de esta joven de 30 años, quien fue víctima de un ataque con un hacha por parte de su pareja sentimental, Miguel Camilo Parra, en su propio hogar, un apartamento ubicado en el barrio El Redil de la localidad de Usaquén, en Bogotá.

La mujer, quien es madre de un niño de 12 años, fue ingresada a la a Fundación Cardio Infantil, lugar en donde estuvo varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), lugar en donde estuvo varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El centro de salud había informado a través de un comunicado que la mujer ingresó el pasado 17 de octubre a través del servicio de urgencias y que desde ese momento recibió toda la atención médica y manejo clínico necesarios, de acuerdo con su condición de salud, con una evolución favorable y con tendencia a la estabilización médica.

Miguel Camilo Parra y Ángela del Pilar Ferro llevan un año de relación / Instagram

Este viernes, la misma institución y allegados de la mujer informaron que desde el pasado jueves 22 de octubre, Ángela fue dada de alta y ya se encuentra junto a su familia recuperándose en su casa, desde donde habría enviado un valeroso mensaje a las mujeres víctimas de maltrato.

“No tengan miedo de sus agresores, denuncien cuando hay maltratos. Pedimos que capturen al hombre que me hizo esto”, fue el mensaje que envió Ángela Ferro tras salir de la Fundación Cardio Infantil.

Ángela continuará recibiendo atención médica para lograr su recuperación total, no solo física sino psicológica, ya que todavía la embarga el miedo pues quedó con heridas profundas en todo su cuerpo que casi la matan, pero además con un daño psicológico que tardará en sanar.

Por lo pronto su familia dice que no cesará de exigir la captura de Miguel Camilo Parra, quien es prófugo de la justicia en este momento. Así lo hicieron saber a través de un plantón, esta semana, frente al lugar en donde la víctima se recuperaba de las heridas.

Miguel Camilo Parra y Ángela del Pilar Ferro llevan un año de relación / Instagram

Mientras tanto, Claudia Díaz, la hermana de Ángela Ferro, cuenta que Miguel Camilo Parra, el agresor de esta mujer, había cancelado el seguro médico de su expareja días antes del ataque, razón por la que la familia cree que este ataque fue premeditado.

“Pedimos a la familia que si ellos lo tienen escondido por favor lo entreguen, no están haciendo un bien y le están haciendo un mal al muchacho en esconderlo. De aquí a mañana le volverá a hacer lo mismo a otra persona”, dijo la hermana de Ángela en entrevista con CM&.

Las autoridades siguen tras la pista del agresor, quien aparentemente habría cambiado su apariencia con el objetivo de ocultarse, para que responda por los delitos de tentativa de feminicidio y violencia intrafamiliar, por los que podría pagar hasta 30 años de prisión.

De acuerdo con amigos de la víctima, Miguel Camilo Parra, al que Ferro conoció por Tinder, era un hombre violento, con delirios de vikingo y una obsesión absurda con la estética lumbersexual, moda que se asemeja al aspecto de un leñador norteamericano.

Incluso, aseguran que Parra tenía una colección de hachas, de donde sacó el objeto para causarles las graves heridas a Ferro, que logró sobrevivir gracias a la rápida reacción de su hijo de 12 años, de quien también preocupa su estado salud ya que fue testigo del ataque.