Vacuna de la universidad de Oxford es “segura” y produce “fuerte respuesta inmune”

La medicina denominada ChAdOx1 nCoV-19 está hecha en base de un virus genéticamente fabricado que se parece al Coronavirus.

La vacuna contra el Coronavirus que prepara la universidad de Oxford parece “segura y “entrena” el sistema inmunológico de acuerdo a los hallazgos de las primeras fases del estudio que fueron publicados este lunes por la revista médica The Lancet.

Según ensayos clínicos, 1077 voluntarios mostraron que una inyección les llevaba a producir anticuerpos y células blancas de la sangre que permiten combatir el letal COVID-19.

Según The Lancet, estos descubrimientos son “muy prometedores” aunque, precisó, que aun es necesario realizar ensayos a mayor escala para determinar si los anticuerpos son suficientes para dar protección a largo plazo contra la enfermedad.

U. de Oxford / Google

La vacuna ha sido denominada ChAdOx1 nCoV-19 y está siendo desarrollada a mayor velocidad. Su eficacia debe ser establecida en una tercera fase en que participarán más personas. Si es aprobado, la vacuna será producida a gran escala.

El proyecto de vacuna se ha realizado en base de un virus genéticamente fabricado que ocasiona el resfriado común en chimpancés. Los científicos de Oxford lo han modificado de modo que no pueda ocasionar infecciones en personas y para que se asemeje más al Coronavirus.

Se ha realizado transfiriendo las instrucciones genéticas para la llamada “proteína del pico” del Coronavirus, la herramienta clave que emplea para invadir las células de humanos, a la vacuna que desarrolla la universidad de Oxford. De esta forma, esta medicina se parece al Coronavirus y el sistema inmune puede aprender la manera de luchar contra el virus.

Por Twitter, la Universidad de Oxford publicó un video sobre el trabajo que realiza en torno a la vacuna. “La vacuna produce una buena respuesta inmune señala un nuevo estudio”, indica el tuit.

La U. de Oxford trabaja junto a la compañía farmacéutica AstraZeneca / Google

Pese a la relevancia de estos primeros descubrimientos, los expertos han alertado de que el estudio no lleva operativo el tiempo suficiente como para comprender si ofrece inmunidad a largo plazo.

Por otro lado, los científicos determinaron que los efectos secundarios “no se consideran peligrosos”. Según los estudios, 70% desarrollaron fiebre o dolor de cabeza que fueron tratados con Paracetamol.

“Todavía hay mucho trabajo por hacer antes de que podamos confirmar si nuestra vacuna ayudará a controlar la pandemia de la COVID-19, pero estos resultados preliminares son prometedores”, resaltó hoy Sarah Gilbert, de la Universidad de Oxford.

Andrew Pollard, del grupo investigador, señaló a la cadena BBC que si bien los resultados son “extremadamente prometedores”, la pregunta clave ahora es “si la vacuna funciona” como antídoto. Y en este sentido, se debe esperar.

Por otro lado, The Lancet también informó que en China se ha preparado otro proyecto de vacuna realizado por Cansino Biologics. Según la publicación, la vacuna provocó una fuerte reacción de anticuerpos en la mayoría de los aproximadamente 500 participantes.

¿Para cuándo?

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo en un mensaje en Twitter que estos hallazgos constituyen “una noticia muy positiva” y elogió a los “brillantes y pioneros científicos e investigadores”.

Se están desarrollando y probando más de 100 vacunas en todo el mundo para intentar detener la pandemia de COVID-19, que ha matado a cientos de miles de personas y ha hecho estragos en la economía mundial.

Este lunes, Johnson había puesto paños fríos a la esperanza de tener disponible una vacuna en los próximos meses. “Tengo los dedos cruzados, pero decir que estoy 100% seguro de que vamos a recibir una vacuna este año, o de hecho el año que viene, es, por desgracia, una exageración. Todavía no estamos ahí”, dijo.

Soumya Swaminathan, científica jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) / Google

Por su parte, la científica jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, señaló que la vacuna contra el COVID-19 podría estar en el mercado a disposición de las autoridades sanitarias a mediados de 2021.

En una entrevista con DPA, la experta mostró su esperanza de que al menos “un par” de las 20 candidatas a vacunas funcionen. “Sería muy desafortunado si todos ellos fallan. Es posible tener resultados a principios de 2021. Así que a principios del año nuevo podríamos tener eventualmente una vacuna. Entonces tiene que ser fabricada y ampliada. Así que si somos muy prácticos, entonces estamos mirando a mediados de 2021 cuando tendremos una vacuna que pueda ser ampliamente desplegada”, comentó.

La investigadora también opinó sobre los diferentes estudios que han mostrado que los niveles de anticuerpos parecen disminuir rápidamente después de la infección. En este sentido, señaló que el hecho de que los anticuerpos neutralizantes desaparezcan “no significa que la inmunidad haya desaparecido”.