Uniformado de la Policía fue capturado por participar en secuestro y robo a comerciante

Las autoridades identificaron al capturado como el patrullero Jesús Alonso Mora Camargo, quien tendrá que responder por ese secuestro y robo.

En mayo pasado, en Cúcuta, se registró un grave hecho contra un comerciante, que estuvo rastreado sigilosamente por la Policía Metropolitana (Mecuc), porque todo indicaba que uno de sus miembros estaría implicado y por lo tanto, los investigadores no querían que las pesquisas se dañaran hasta llegar a los responsables.

Cuando el coronel José Luis Palomino López, comandante de la unidad policial, se enteró de lo sucedido, ordenó que se creara un pequeño grupo de funcionarios judiciales para que se encargara de las indagaciones.

Lo primero que conocieron los investigadores fue que tres hombres vistiendo prendas de uso privativo de la Policía, interceptaron a la víctima cuando se movilizaba en su carro por el barrio Torcoroma.

Los secuestradores, que usaron un vehículo oficial de la Mecuc, intimidaron al comerciante con armas de fuego y lo obligaron a subir al automotor en el que ellos iban, llevándoselo con rumbo desconocido.

Luego de darle varias vueltas por la ciudadela La Libertad y por el Anillo Vial Oriental, decidieron dejarlo tirado cerca a la vía que lleva a la Central de Abastos, por el barrio García-Herreros.

Facebook

Según la investigación, entre los delincuentes iba un integrante de la Policía Metropolitana que trabajaría en una oficina en las instalaciones que están en el barrio San Mateo.

“Al comerciante lo secuestraron esos delincuentes, porque se enteraron que tenía en su poder 120 millones de pesos. Cuando les entregó el dinero, abandonaron a la víctima”, señaló una fuente judicial al diario cucuteño La Opinión.

Las fallas

Pero con lo que no contaron los hombres era que el comerciante se dio cuenta de muchas equivocaciones que ellos cometieron, una de esas fue que el policía activo de la Mecuc, llevaba el uniforme con su nombre real, además, que sus compinches siempre lo llamaban por el apellido.

“A parte de eso, usaron un vehículo oficial que no es común, pues se trató de un vehículo pequeño que es fácil de identificar”, indicó la fuente.

Por eso, dos días después del hecho, cuando el coronel Palomino se enteró de lo sucedido, ordenó que le hicieran una inspección detallada al carro, sacándole hasta huellas dactilares.

La detención

Después de siete meses de investigación y de obtener el material probatorio contra el policía que habría participado en el hecho, la Fiscalía ordenó su captura.

La detención se hizo efectiva hace dos días, en el barrio Ospina Pérez, cuando el sindicado del hecho estaba cerca de su residencia.

Las autoridades identificaron al capturado como el patrullero Jesús Alonso Mora Camargo y ahora tendrá que responder por ese secuestro y robo | La Opinión