Una menor de edad se habría quitado la vida tras ser violentada sexualmente por el ESMAD

Una menor de 17 años de edad fue encontrada sin vida la mañana del pasado jueves 13 de mayo en un caso de aparente suicidio, en el barrio El Uvo, de Popayán.

Se trata de Allison Meléndez, quien tenía 17 años y al momento de su detención se dirigía a la casa de un amigo la noche del miércoles 12 de mayo.

Según manifestó Allison en su perfil de Facebook, fue retenida por 4 agentes del ESMAD porque grababa parte de las manifestaciones que se registraban en la ciudad de Popayán.

Allison fue llevada a una Unidad de Reacción Inmediata (URI) donde al parecer sufrió violencia sexual por parte de uniformados de la Policía.

“En medio de eso, me bajaron el pantalón y me manosearon hasta el alma, en el video queda claro que yo les digo que me suelten porque me estaban “desnudando” quitando el pantalón”, afirmó Allison en la red social.

Sin embargo, horas después, tras recuperar su libertad, la víctima se quitó la vida, según informaron defensores de derechos humanos que exigen sean investigados por las autoridades.

Facebook

¿Qué dice la Policía?

Horas después de que el caso se conociera en redes sociales y medios de comunicación, el comandante Ricardo Augusto Alarcón Campos, de la Policía en Popayán, calificó la noticia “de falsa, vil y ruin”.

“Nos atrevemos a decir, de manera categórica, que es una noticia falsa por tres aspectos fundamentales. Primero, la menor nunca pisó instalaciones policiales. Por el contrario, una vez se conocen los hechos y se realiza el procedimiento por parte de las unidades policiales, la menor de edad es trasladada a las instalaciones de la URI de la Fiscalía General de la Nación.

“Segundo, una vez se establece que se trata de una menor de edad, se activa el protocolo de protección a la integridad de este tipo de población. Se toma contacto con sus familiares y es entregada, en óptimas condiciones, a la abuela materna a las 22:51 horas de la noche”, afirmó el general Alarcón Campos.

“Tercero, en la noticia manifiestan que los hechos tuvieron ocurrencia en la noche del día de ayer. La Policía Nacional, el día de hoy, sobre el medio día, conoció sobre la muerte de una joven de 17 años, que corresponde a la joven que fue conducida a las instalaciones de la URI el día de ayer. Los hechos ocurrieron el día de hoy en la mañana, en el lugar de residencia de esta joven […] En aras de garantizarle la tranquilidad a toda la población de Popayán, la Policía Nacional ha solicitado, a través de la Fiscalía General de la Nación, que el Instituto Nacional de Medicina Legal establezca la causa de la muerte. Invitamos a toda la comunidad en general a que rompan la cadena de la desinformación acudiendo a los canales institucionales que establezcan la veracidad de las mismas”, concluyó el general Alarcón Campos.

Aunque la Policía dice que la noticia es falsa, en su declaración no hace referencia al episodio de violencia sexual denunciado por la joven en la calle, sino a lo que pasó después.

Por eso, las investigaciones de las autoridades competentes serán claves para determinar qué sucedió. La Defensoría del Pueblo, por su parte, aseguró que hace seguimiento estricto a este caso.

“Desde la Defensoría del Pueblo estamos atentos a los reportes de Medicina Legal y la Fiscalía para que, en caso de confirmarse el hecho, que rechazamos contundentemente, se haga justicia y el debido proceso”, afirmó la entidad.

https://mobile.twitter.com/SashaYumbilaPaz/status/1393054384603467776

Violencia sexual en el Paro Nacional

La organización Temblores ha documentado 12 casos de violencia sexual cometidos presuntamente por la Fuerza Pública en medio del Paro Nacional.

En este rastreo se han identificado casos de acoso y abuso sexual en ciudades como Cali, Bogotá, Acacías y Palmira. La mayoría de los hechos narrados ocurrieron durante las noches y en estaciones de policía.

Temblores conoció, por ejemplo, un caso en el que, según las versiones de las denunciantes, miembros de la Fuerza Pública en el sector del Tintal en Bogotá retuvieron arbitrariamente a mujeres que, al ser violentadas sexualmente en un camión, se lanzaron del vehículo hacia un caño para huir.