Un joven mariachi en grave estado de salud tras ser víctima de delincuentes que lo contrataron

El grupo de cantantes fueron contratados para dar una serenata pero se trató de una emboscada para hurtarle sus pertenencias.

Edwin Mauricio Yepez Gómez, de 25 años, tiene dos hijos pequeños / Montaje: El Pregonar

Un grupo de mariachis fue víctima de delincuentes que los contrataron para luego amenazarlos, robarles sus instrumentos y el dinero que llevaban por otras serenatas que habían realizado.

En el hecho, ocurrido en el barrio Los Laches del suroriente de Bogotá, las víctimas fueron retenidas por siete sujetos que los intimidaron con todo tipo de armas (de fuego y cortopunzantes).

En medio del robo, uno de los integrantes del grupo de mariachis fue herido gravemente con un arma blanca y en estos momentos se encuentra en un hospital en delicado estado de salud.

La denuncia fue dada a conocer por el concejal del partido Liberal Samir Abisambra, quien informó que la víctima es de 25 años, tiene dos pequeños hijos y se encuentra en una Unidad de Cuidados Intensivos.

“Nosotros somos miembros del grupo juvenil Hidalgo. El viernes en la mañana nos citaron el sábado siguiente para una serenata en el barrio Los Laches. Fuimos porque insistieron mucho y cuando llegamos nos atendieron dos personas muy elegantes”, dijo uno de los afectados al concejal.

Cuando arribaron a unas casas ubicadas en lo alto del barrio los emboscaron cuatro hombres jóvenes que les apuntaron con cuchillos y con pistolas. “Nos dijeron que teníamos que entregar todo lo que lleváramos, nuestros objetos de valor”.

“Hicieron bajar al conductor de nuestro vehículo para que entregara todo, instrumentos, sonido y todo lo de valor”; sin embargo no pudieron abrir el baúl, ya que las llaves seguían pegadas al vehículo, por lo que en un ataque de ira uno de los delincuentes hirió a uno de los mariachis con dos puñaladas en la espalada y en la pierna.

“Le afectaron la vena femoral y unas arterias y vasos. Está muy grave en el hospital San José y a punto de perder la vida. Está entre la vida y la muerte. No sabemos qué hacer”, dijo el denunciante.

Ante la situación, las autoridades policiales manifestaron que se encuentran tras la pista de los delincuentes que agredieron a los mariachis en el suroriente de la capital del país.