VIDEO | “Tenía un cuerno y garras largas”: Grabó imagen diabólica en la cama de su nieta

Desde hace varios días, Tory McKenzie, una abuela que reside en Las Vegas (Estados Unidos), ha reportado varios fenómenos en la habitación de sus nietos.

Tory McKenzie está viva de milagro y luego de ver escalofriante escena en la habitación de sus nietos en Las Vegas, EE.UU., cuando el espíritu de un fantasma llega al lugar. Todo fue captado por la cámara del dormitorio y que fue instalada para vigilar a los niños.

La historia se remonta días atrás cuando su nieta mayor, llamada Amber, comenzó hablar por las noches con una entidad invisible. Por tal razón, Tory y si hijo Ryan y su nuera Alice decidieron instalar una cámara de vigilancia en la habitación de los pequeños.

Amber, la niña que tan solo tiene dos años, estaba suplicando “vete” y luego de que él la dejara en su cama. En la grabación se observa que el ‘demonio’ se acerca a la cama de Amber y su hermano Michael de siete meses con “un cuerno en la cabeza y garras largas”.

Lo que pasó luego simplemente te dejará en shock. Poco después del suceso de su nieta, Tory decide revisar las imágenes y quedó petrificada al ver una extraña figura de pie y a solo unos centímetros de la cama de Amber y su nieto Michael de solo 7 meses.

“Fue tan impactante cuando lo vi. Tuve que hacer una doble toma. Lo primero que vi fueron cuernos en su cabeza, así que inmediatamente piensas que es el diablo o un demonio. Cuando grabamos los videos de los orbes, pensamos que era un miembro de la familia cuidando a los niños, pero esta foto, no tengo idea. Es aterradora”, señaló Tory McKenzie a LadBible.

Desesperada, la mujer adulta compartió las imágenes en Facebook en busca de consejo y respondió a quienes afirmaron que tenía que ser falsa argumentando que no tiene la capacidad técnica para alterar la fotografía y que solo quiere “proteger a su familia”.

En la foto viral se puede apreciar una figura realmente extraña y aterradora, en una posición poco convencional. “La niña de dos años no le tiene miedo a la figura y crees que es su amiga, pero una noche le dije que se fuera”, sostuvo la mujer.

En su afán de querer deshacerse de la presencia maligna, desesperada, Tory realizó rituales que al parecer enojaron al demonio, pues ella cuenta que los gabinetes y las cortinas se abrieron y cerraron, y su equipo de música se prendió por si sola.

Además, la mujer contó que “Les mostré a los niños y mi hijo de 13 años estaba asustado por eso. Corrí a la casa y se lo mostré a mi hijo mayor. Estábamos en estado de shock y él tampoco podía explicarlo […] Todo el mundo estaba dormido, así que no podía haber sido mi hijo o su pareja. Todavía tenemos fotos de él allí y no se parece en nada a eso. Sé que es algo sobrenatural”.