Temor en varias regiones del país por Paro Armado que ya ejecuta Clan del Golfo por extradición de ‘Otoniel’

Los integrantes del Clan del Golfo, amenazaron a los transportadores y comerciantes del bajo Cauca antioqueño y algunos municipios de Córdoba y Sucre.

El Clan del Golfo ya inició una serie de retaliaciones después de que el gobierno nacional extraditara a su máximo líder, Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, hacia los Estados Unidos.

A través de un comunicado, la banda criminal determinó que sus acciones tendrían lugar en varios departamento del país. Ante la amenaza, la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa analizan medidas.

Las alertas están en los departamentos de Antioquia, Chocó, Sur de Bolívar, Sucre y Córdoba. La máxima tensión se concentra en Antioquia, en zonas donde ‘Otoniel’ ejercía mayor injerencia y surgió la organización criminal.

Los integrantes del Clan del Golfo, amenazaron a los transportadores y comerciantes del bajo Cauca antioqueño y algunos municipios de Córdoba y Sucre con «la prohibición de abrir sus negocios y de desplazarse por las vías de la región».

A esta hora efectivos del Ejército Nacional verifican informaciones que dan cuenta que anoche fueron incinerados varios automotores en inmediaciones de Puerto Valdivia.

La acción ilegal trancó el corredor durante varias horas, puesto que un grupo de hombres especializados del Ejército tuvo que intervenir para descartar cualquier peligro.

En el departamento de Sucre se registró, hacia las 5:00 AM de este jueves 5 de mayo, una incursión armada de hombres que señalaron pertenecer a las Autoridades Gaitanistas de Colombia.

Los sujetos, fuertemente armados, obligaron a un grupo de 43 personas a descender de un bus a la altura de San Onofre, y procedieron a incinerar el automotor.

De acuerdo con información de las autoridades, tras la amenaza del paro armado se encontraría Jobanis de Jesús Ávila Villadiego, ‘Chiquito Malo’, quien busca tomar el control del ‘clan del Golfo’.

Se trató de un grupo de 10 hombres que iban vestidos de negro con elementos que cubría sus rostros, quienes una vez estos incendiaron el vehículo, realizaron grafitis sobre la carretera en los que decían «AGC Presentes».

En el municipio de Tierralta, sur de Córdoba, varios establecimientos comerciales amanecieron con las siglas AGC pintadas en sus puertas, lo que generó zozobra por parte de los propietarios.

Otros municipios como Puerto Libertador, San José y Montelíbano se ha comunicado que la población no puede movilizarse ni salir de sus casas. El comercio se ha visto afectado tras la amenaza masiva.

En el municipio de Cereté, se conoció que delincuentes, los cuales dijeron pertenecer al clan del golfo asesinaron a un vendedor de plátanos. La víctima fue identificada como Francisco Soto López.

Los hechos ocurrieron esta madrugada en Cereabastos, la central mayorista ubicada en el centro de la población.