Taxista en Bogotá propinó salvaje golpiza a una pasajera por ser lesbiana

Una mujer fue víctima de una brutal agresión por parte de un taxista en Bogotá.

Una brutal golpiza recibió la pasajera de un taxi a manos del conductor del vehículo público, quien además le habría cobrado más de lo que marcó el taxímetro, según informó el medio Alerta Bogotá.

Según el diario digital, que además fue con una cruceta, la salvaje agresión ocurrió en el centro de la capital del país, y se debió a que la víctima es lesbiana.

La víctima sostiene que el parte médico le dio 15 días de incapacidad tras los puntos en la cabeza y en la cara además del dolor de espalda y columna y la dificultad para caminar.

La mujer fue identificada como Yeimy Paola Triana quien en horas de la tarde del pasado sábado 31 de mayo, abordó el vehículo amarillo en la localidad de Chapinero.

Dice la mujer que cuando iban en camino dejó a una amiga que la acompañaba y luego siguió adelante hacia el barrio Las Brisas, en el momento de llegar a casa, el conductor le cobra $40.000 de carrera.

Sin embargo, la joven le dijo al taxista que le parecía muy costoso y en ese momento el taxista le pregunta si ella es lesbiana a lo que Yeimy le respondió que sí.

Fue en ese momento que el conductor sacó una cruceta que tenía en su carro y empezó a maltratarla física y verbalmente y le puso sobrenombres con respecto a su orientación sexual.

Dice la víctima que “dejé a mi amiga en su casa, llegué a la mía y me cobró 40 mil pesos por esa carrera y luego me preguntó: ¿usted es lesbiana cierto? y le respondí que sí, luego me dijo que yo era un machito y que porque no le pagaría completo si eso era lo que había que pagar”.

Y continúa: “Empezó a decirme groserías, me tiró el celular del cual yo iba a pedir ayuda, cerró las puertas del carro y me pegaba, luego sacó una cruceta y me dio una golpiza, me rompió la cabeza y la tengo con puntos, la cara me la volvió nada, me duele la espalda, me discriminó por ser lesbiana, yo gritaba dentro del taxi mientras me pegaba”.

Después de la agresión, Yeimy se dirigió a imponer la respectiva denuncia ante las autoridades competentes, espera respuesta de la empresa a la que pertenece el conductor que la agredió.

El número y letras del carro según la joven pertenece a las placas WHT-168 color amarillo quemado pero no se ha identificado aún el conductor agresor.

“Me siento mal y triste, que solo por mi inclinación sexual me peguen y me traten mal, eso es discriminatorio […] ya he llamado a la empresa pero no hemos logrado respuesta alguna, ese hombre es un peligro para la sociedad y así como me pegó, puede hacerlo con otra persona o pasajero que suba en su taxi”.