Supuesto audio de ‘Los Rastrojos’ hizo que cientos de venezolanos se desplacen a Colombia

Un aproximado de 200 ciudadanos venezolanos abandonaron sus viviendas en Boca de Grita, estado de Táchira, y se dirigieron hacia Colombia, debido a la circulación de un audio en el que, al parecer, el grupo ilegal ‘Los Rastrojos’ amenaza a la población advirtiendo sobre una “arremetida” militar.

El desplazamiento masivo se presentó en horas de la madrugada de este miércoles 22 de abril, según informó La FM, quien habló con Cristina Gómez, una de las afectadas que salió con sus hijos pequeños “por temor a quedar en medio de un fuego cruzado” por lo que decidió pedir “ayuda a una hermana que vive en Puerto Santander, en Colombia”.

La mujer agrega que siente miedo debido a “enfrentamientos que se puedan registrar entre ‘Los Rastrosjos’ y la Guardia Venezolana”.

Refugio en Puerto Santander con los venezolanos / Momento 24

Según las autoridades venezolanas, el desmantelamiento de un complejo para el procesamiento de drogas y almacenamiento de combustible de contrabando, ha originado enfrentamientos entre el grupo delincuencial y las fuerzas militares bolivarianas a inicios de esta semana.

Ante la llegada de mujeres, niños y personas adultas la Alcaldía de Puerto Santander, instaló aproximadamente a 80 personas en el polideportivo, cumpliendo los protocolos que se requieren en medio de esta pandemia para evitar un posible contagio del Coronavirus.

En el audio se escucha a un supuesto líder de ‘Los Rastrojos’ cuando dice que: “A toda la comunidad de Boca de Grita, les voy a pedir el favor que salgan del pueblo porque vamos a echar una arremetida, no respondemos por los civiles que mueran […] Y agregó. “Y Vamos a echar una arremetida contra los ‘Boina Roja’, así que se preparen, prepárense para que peleen. 10 días vamos a pelear con ustedes. Les habla ‘Camaleón’, primer comandante del Bloque José Gregorio Hernández”.

En el mes de febrero también se registró una situación similar, por enfrentamientos entre ‘Los Rastrojos’ y el ELN, lo que ocasionó que alrededor de 400 familias abandonaron sus casas en Boca de Grita, una zona disputada por estas estructuras que buscan el dominio de las rutas del narcotráfico y el contrabando.