Sufrió graves quemaduras después de rescatar ocho perritos de un voraz incendio en Cali

José Alexis Cortés es considerado un héroe en la ciudad de Cali, ya que gracias a su valerosa acción por salvar a sus perritos, terminó provocándole quemaduras de consideración en su rostro y sus extremidades superiores.

Todo sucedió en la noche del pasado domingo 8 de septiembre en la ladera del cerro de Cristo Rey luego de haberse iniciado un incendio en un refugio para perros y Cortés decidió rescatarlos arriesgando su propia vida.

En ese lugar está ubicada la fundación Gamaliel, la cual funciona desde hace cinco años y alberga a más de 20 perros que fueron rescatados de las calles. José Alexis era la persona encargada de cuidarlos.

José Alexis se encuentra en el HUV / Facebook

Según Viviana Guevara, administradora del refugio, en el sitio no cuentan con energía eléctrica por lo que el animalista se alumbraba con una vela. Esa noche, uno de los perros golpeó este elemento y generó la conflagración.

La mujer aseguró que José Alexis le contó que las llamas eran impresionantes y que en su desespero por apagarlas escuchaba el chillido de los perros temerosos de morir incinerados.

José Alexis Cortés es considerado un héroe / Facebook

“Él nos cuenta que no le importó nada, solo se metió y los sacó. En total fueron ocho los perros rescatados, ninguno sufrió afectaciones, pero él si se quemó muchísimo”, indicó Viviana.

Luego de sofocar las llamas de la conflagración, Cortés fue trasladado de urgencia al Hospital Universitario de Valle, donde lo trataron por quemaduras de tercer grado y aún continúa internado.

“José Alexis es vegano y no recibe proteína animal que le dan en el hospital, si alguien le puede donar el alimento de este tipo, se los agradeceríamos mucho”, dijo Viviana.

“A su vez, comenzamos una campaña en redes para volver a reconstruir el albergue que quedó completamente destruido”, agregó.

Si desea ayudar a José Alexis y a Viviana con la fundación Gamaliel, puede hacerlo llamando al teléfono: 311 7207739

En tanto, el pequeño asentamiento en el que funcionaba el refugio quedó reducido a cenizas. Por eso, en las redes sociales ya comenzaron una campaña con el objetivo de recaudar fondos para reconstruirlo.