Suenan candidatos para gobernación del Cesar

Aún no terminan las presidenciales y ya empiezan a sonar algunos nombres para la gobernación del Cesar.

Aún no terminan las presidenciales y ya empiezan a sonar algunos nombres para la gobernación del Cesar. Algunos de esos nombres provienen de las tradicionales casas políticas de la Costa, y otros, del sector independiente o periodístico. Veamos.

Claudia Margarita Zuleta, hija del cuestionado cantante Ponchó Zuleta, hace alarde de ser anticorrupción y apoyo a Alfredo De Luques, el más corrupto de la Guajira. Es una uribista pura sangre.

Elvia Milena San Juan, la alcaldesa más corrupta de San Diego, Cesar, pertenece al sequito más cercano de Cielo Gnecco. Tiene más de 10 investigaciones por presunta corrupción.

Diana Carolina Molina, eterna candidata, varías veces se ha “quemado”, como se dice coloquialmente. Hija de Hernando Molina, condenado por parapolítica. Sobrina del cuestionado Sergio Araujo y Álvaro Araujo, también condenado por la Corte.

“Popó” Barros, mano derecha del Clan Barros, actual diputado y quien hace todos los negocios non sanctos del clan. Investigado por presunta corrupción y lavado de activos. Muy cuestionado desde todos los ámbitos.

Kaleb Villalobos, eterno director tras bambalinas de Corpocesar, otra entidad pública descentralizada que se está volviendo un fortín político y que viene atravesando una guerra silenciosa entre clanes políticos que están disputándose la tan anhelada dirección de la corporación.

José Mario Rodríguez, diputado conservador, alcanzó la presidencia de la Asamblea Departamental del Cesar para el periodo 2022, presidente del Directorio Departamental Conservador en el Cesar, y uno de los hombres más cercanos al congresista Ape Cuello, Baute, señalado de nexos con el paramilitarismo.

Camilo Lacouture, este diputado conservador va por su quinto periodo en la Asamblea del Cesar. Fue secretario de Agricultura de la Gobernación entre 2004 y 2006; y desde el 2008 este administrador de empresas y ganadero ha estado en la duma haciendo control político a las distintas administraciones que han pasado desde entonces.

Katia Ospino, periodista, de las pocas que no registran hechos de corrupción y que no pertenecen a clanes políticos, ha denunciado varios hechos de corrupción en la región norte-costera colombiana, ha sufrido amenazas, ha recibido múltiples reconocimientos a su labor periodística.

Andrés Arturo Fernández, hijo del exalcalde de Valledupar, Luis Fabian Fernández Maestre, condenado por favorecimiento indebido de contratos, celebración indebida de contratos, e investigado por peculado. Andrés Arturo Fernández afronta hoy dos procesos penales. Estuvo en el gobierno de Franco Ovalle como secretario de Ambiente, donde comenzó su relación contractual con una de las empresas que forman el consorcio a la que él les entregó el contrato.