Sicarios asesinaron a dos policías aparentemente como parte del ‘plan pistola’

Las autoridades anunciaron una investigación con el fin de establecer si se trata otro atentado del Clan del Golfo como parte de su 'plan pistola'.

La Policía Nacional se desplazó hacia el municipio de Riosucio, en el departamento del Chocó, en límites con el Urabá antioqueño, donde fueron asesinados con arma de fuego dos uniformados de esa institución.

A través de redes sociales se informó que las víctimas fueron identificados como los patrulleros Harol David Puentes Rivero y William Eduardo Fuel Uribe.

Según la información preliminar, este doble crimen fue cometido por sicarios que llegaron hasta el barrio El Paraíso, en el sector conocido como la Piscina de esa localidad chocoana, que pertenece a la jurisdicción del Comando de Policía de Urabá.

“Dos policías fueron asesinados en este ‘plan pistola’. Estaban haciendo sus actividades de vigilancia y seguridad en la zona, cuando fueron ultimados”, informó el comandante de la Policía de Urabá, coronel Giovanny Puentes.

“Ahí delinque una estructura del Clan del Golfo. Tenemos información de inteligencia que fueron tres sujetos apodados como alias ‘Cristina’, ‘Carro loco’ y ‘Bola'”, puntualizó el oficial quien llegó a la zona con el fin de tomar las acciones correspondientes a la investigación.

Las autoridades tratan de rastrear a los presuntos responsables de este atentado y se trata de verificar si está relacionado con el plan pistola del Clan del Golfo por el abatimiento de alias ‘Marihuano’, segundo máximo cabecilla de la estructura criminal.

Mientras tanto, el asesor de Paz del Chocó, Modesto Serna, rechazó este hecho violento en contra de los policías que custodiaban la seguridad de los habitantes del casco urbano: “Ellos iban en su patrullaje rutinario en el casco urbano, lo que es más lamentable, y luego les dispararon. Las balas fueron a la cabeza, eso deja en evidencia y manda mensaje. Es contundente”, puntualizó.

Hasta ahora, esta retaliación del Clan del Golfo ha cobrado la vida de un uniformado y herido otro en el municipio de Caucasia el pasado 14 de febrero, además se intentó asesinar a otros patrulleros en el municipio de Segovia, Nordeste antioqueño, días previos.