Se entregó el rapero que confesó cгimeη de comerciante en una canción

Luego de siete días de haber ɱataɗo al novio de su expareja sentimental, en el centro de Bucaramanga, se entregó a la Policía el rapero Yersey Tami, quien confesó el cгimeη del hombre a través de una canción que subió a su cuenta de YouTube.

El asesiηato se cometió el pasado cuatro de junio en horas de la noche, y al día siguiente, Yersey Tami, subió un video en su canal de Youtube titulado ‘Cosas del Corazón’, donde aparecen fotos de sus dos hijos y su expareja sentimental.

“Estaba sediento, quería adrenalina, a mí cualquiera no viene, mi familia me conspira, llegué y lo busqué, lo tomé sentado, no recuerdo exactamente y por rabia estaba cegado, otro tipo intentó arrebatarme, no tuve otra opción, tuve que dispararle, quería salir de ahí y que me juzgue mi Diosito, pero tenía que ser así”, con estas palabras, el joven confesó el asesiηato.

El joven que ɱurió tenía 22 años y fue identificado como Iván Camilo Castellanos Rangel, recibió varios disparos mientras atendía su negocio de zapatos en el Centro Comercial Panamá.

Según la Policía Metropolitana de Bucaramanga, las cámaras de seguridad del centro comercial y de la calle registraron todo el recorrido del hombre que cometió el cгimeη, y ya estaba lista la orden de captura contra Yersey Tami.

En un mensaje publicado este lunes en redes sociales, Yersey Fernando anunció su entrega a la Policía y manifestó sentirse afectado por el giro que sabe tomará su vida en los próximos días.

“Hoy sencillamente me voy dejando atrás mis hijos, mi trabajo, mi familia, mi carrera artística musical, mis sueños, mis metas, mis logros, todo lo que luché en mi vida, para hoy perderlo, tal vez fue una mala decisión pero ya nada puedo hacer, los quiero mucho a todos”, escribió el rapero.

La novia del joven asesiηado dijo, en diálogo con Blu Radio que no perdonaría al rapero por asesiηar a su nuevo amor. “Si él (Tami) quería ɱataг a alguien me lo hubiera hecho a mí, no a él. O sea, él (Camilo Castellanos) no tenía la culpa de nada. Nosotros estábamos haciendo todo bien”, dijo la joven entre lágrimas.