Se disparó el desempleo en Colombia. En abril la cifra por poco llega al 20%

Durante el mes de abril la tasa de desempleo en el país se ubicó en el 19,8%, una cifra casi del doble a la registrada en el mismo periodo del año anterior cuando llegó al 10,3%.

Juan Daniel Oviedo, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), informó que este incremento se relaciona directamente con las medidas de aislamiento obligatorio que tuvo que tomar el Gobierno para hacerle frente a la COVID-19.

Según Oviedo, Medellín y Cali fueron las ciudades que más aportaron al desempleo en el país durante abril, que registraron una tasa de 23,5%.

“Cuando queremos explicar qué ciudades aportaron de forma significativa al incremento del desempleo en el país, vemos que Bogotá aportó casi la mayoría, seguido de Medellín y Cali, las otras cabeceras, es decir, los pequeños municipios del país, explican en resto”, destacó el director en una rueda de prensa.

La entidad señaló que 5,4 millones de personas se quedaron sin empleo durante el mes de abril, así la tasa de ocupados pasó de 21 millones en 2019 a 16 millones en 2020.

Juan Daniel Ovideo, director del Dane / Google

Teniendo en cuenta el consolidado de las cifras de desempleo entre febrero y abril, Oviedo resaltó que las ciudades más afectadas fueron Neiva, Ibagué, Armenia y el área metropolitana de Cúcuta, mientras que las que registraron menores tasas de desocupación fueron Cartagena, Barranquilla y Bucaramanga.

Los sectores en los que se registró la mayor pérdida de empleos fue en industria manufacturera, con un millón de trabajadores menos; comercio con una destrucción de 943 mil vacantes; actividades artísticas con 806 mil menos y construcción con 657 mil menos.

Las ramas en las que se presentaron una menor reducción en materia de desempleo fueron suministro de energía, gas y agua, actividades financieras, información y comunicación y actividades financieras.

En materia de género se evidencia que una gran parte de las personas que quedaron desempleadas corresponden a mujeres, que pasó de una tasa 13% en abril del año anterior a un 23% en el mismo periodo del 2020; mientras que la de los hombres pasó del 8,4% a un 17%.

Por su parte, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco sostuvo que estas cifras muestran la contundencia de los efectos dramáticos, económicos y sociales que está dejando el COVID-19 en Colombia.

El empresario advirtió que de no tomarse estas medidas en beneficio del empleo en el país, habrá más muertos de hambre y de violencia en que por el efecto de la enfermedad.

“Hacemos un llamado muy especial a no entorpecer los procesos de reapertura de los sectores económicos, especialmente el comercio, que es el sector generador de empleo por excelencia en Colombia y el que más contribuye con el empleo urbano. Aquí se ve el efecto de tenerlo cerrado por más de dos meses”.