Salvaje asesinato de un labrador de 8 años conmociona al país

La familia de Pumba pide al grupo GELMA de la Fiscalía que investigue el cruel asesinato de su mascota y el hecho no quede impune.

En redes sociales se ha conocido el caso de Pumba, un labrador de 8 años que fue cruelmente asesinado por los dueños de una finca a la que llegó a pasear sin saber que en ese lugar encontraría la muerte.

Según los dueños de la mascota, quienes emprendieron una campaña para que haya justicia, el animal recibió cuatro machetazos en varias partes de su cuerpo que le ocasionaron la muerte.

En un perfil de Instagram creado para dar a conocer el caso, manifiestan que al animal lo sacaron mediante engaños de una finca cerca del casco urbano del municipio de Sahagún (Córdoba) para llevarlo a un predio cercano y atacarlo.

Los afectados creen que el capataz de la finca donde fue asesinado Pumba es el responsable de este atroz ataque, bajo la orden del dueño de estos predios, que fue identificado como Fred Hoyoz Ruíz.

Lo aterrador del caso es que, al parecer, Pumba fue amarrado de sus patas a la rama de un árbol y posteriormente comenzaron a propinarle los machetazos que acabaron con su vida.

La sevicia de estas personas llegó al límite cuando quisieron ocultar el cuerpo del animal, que aún con vida y agonizando, fue enterrado por los responsables de su asesinato.

Según los propietarios de Pumba, el dueño del lugar donde estaba enterrado su mascota, aseguró de manera acérrima y contundente, que él había dado la orden a los trabajadores para matarlo.

En redes sociales se han conocido fuertes fotografías y videos del animal cuando es sacado sin vida del predio donde fue asesinado.

Es por eso que ahora, la familia de Pumba busca que se haga justicia y su asesinato no quede impune. Por eso piden al Grupo Especial para la Lucha Contra el Maltrato Animal (GELMA), de la Fiscalía, que investigue el caso.